lunes, 22 de junio de 2015

De vuelta en casa

Obviamente, nunca llegué a cumplir con mi promesa de postear más seguido y dejé pasar más de 2 meses para volver a escribir. Pero aquí estoy, de vuelta en casa.
Y acabo de escribir “de vuelta en casa” y me di cuenta que esas últimas 4 palabras encierran mucho más de lo que pensaba decir. 
Así como un instante de iluminación, mientras mastico un pedazo gigante de pan con manteca intentando no llenar tanto de migas el teclado.
Y como encierra más de lo que yo pensaba y nunca planifico demasiado lo que voy a escribir (pensaba ir directamente con “oh, qué feliz que estoy con mi libro” pero mi condición verborrágica y mi pequeño Grinch interior no me lo permiten) vamos a ver que pasa si me voy por las ramas.
Así que empecemos desde donde los dejé. O, mejor dicho, lo que pasó justo antes de eso.
En marzo, en medio de las correcciones del libro, me fui de viaje. No por placer, sino por trabajo de mi pareja. Bueno, el por trabajo, yo por placer…jeje. Un poco más de mes y medio en la hermosa y esquizofrénica California (creo que pocos lugares en el mundo son tan artificiales y explotan tanto de naturaleza como esta región norteamericana). 
Y pensaba hacer un post al respecto. Saqué mil fotos y tenía mil cosas para contarles, incluyendo mi pánico incontrolable hacia los aviones, descubrir que no puedo vivir sin helado de manteca de maní con chocolate y caramelo-dulce de leche- con sal (todavía tengo síntomas de abstinencia que intento substituir con dulce de leche granizado), y la increíble experiencia de la Pacific Coast Highway, que tuve el placer de recorrer ida y vuelta (con Juana descontrolando todo el viaje, divino)
Pero después empecé a dudar…nunca hice de este un “blog de viaje” y tampoco podría hacer un post con recomendaciones cool porque la verdad es que me la pasé el 90 por ciento del tiempo encerrada en un lindo departamento con Juana. Principalmente porque, a pesar de que yo fui con la idea de “viaje por placer” (eso es lo que yo y el señor de la aduana de EEUU quisimos creer) me la pase corrigiendo textos, fotos y más textos del libro, yendo al supermercado, cocinando, lavando ropa y, basicamente, haciendo exactamente lo mismo que hago en casa (incluyendo soportar la irritante voz de Mickey Mouse durante horas). 
Y ahí se fue todo el glamour del viaje. 
Cuando llegué a Buenos Aires, a fines de abril, el libro ya estaba impreso. O al menos las primeras copias que iban a ir directo a los primeros compradores y a la Feria del Libro.

Y fue uno de los momentos más extraños de toda mi vida. Trabajé tantos años para que este libro viera la luz, tantos años imaginándolo que, cuando lo vi hecho papel y tinta me pareció, como decirlo…viejo?
En vez de encontrarme saltando eufórica de alegría tras haber logrado mi tan ansiada meta, me vi buscando errores, pensando en el próximo, en que cosas cambiaría, en que cosas volvería a hacer. Una sensación extraña. Y estuve varias semanas así, con algo de bronca por no sentirme tan contenta como se supone debería sentirme. Entre paréntesis y siendo sincera, varias cuestiones familiares - algunas resueltas, otra no- oscurecieron un poco el momento. Pero fuera de eso, no podía ver el libro como “oh! está es mi gran obra, soy autora, que orgullosa que estoy”…o lo que sea que debiera sentirse en ese momento. Ni hablar de lo que odié el "ya tenes hijos, escribiste un libro y...plantaste un árbol?" Si, lo planté y se murió. Cuenta?
Si, digamos que no fue mi mejor momento.








Pero ahora, mirando todo eso desde un poquito más lejos (no tanto, porque todavía no hace 2 meses que el libro está en la calle y recién hoy llegó a librerías) creo entender un poco mejor lo que pasó.
Primero, el terror. El miedo del cual les hablaba en el ultimo post: gustará? se entenderá? servirá de algo? me habré equivocado mucho? Ni hablar de la horrible sensación de deberle demasiado a los editores que se animaron a hacer el libro realidad. Y si se quedan con esos miles de libros en cajas durante años? 
Mucho miedo, tanto miedo que no pude disfrutar absolutamente nada de nada durante semanas.

Y entre todos esos temores, dudas, broncas y días oscuros fue apareciendo, de a poco pero con mucha fuerza, toda la magia que esto de las redes sociales puede lograr. Así como el sol en los días de frío o el agua fresca en los agobiantes tardes de verano, ustedes se convirtieron en la energía que me permitió seguir adelante.

Por eso quería y necesitaba decirles que, fuera de los errores por la inexperiencia de la primera vez, fueron ustedes los que me permitieron volver a mirar el libro - y 6 años de trabajo- con cariño.
No creo que pueda volver a leer este primer libro (salvo para hacer la traducción y corregir algunos malditos errores de tipeo), pero seguir recibiendo todas las fotos de sus muñecos, todas las versiones, sus palabras, sus consultas, su cariño- y sus críticas!- son motivo suficiente para seguir adelante con todo este delirio de vivir  de crear mundos imaginarios para alegrar e iluminar un poco nuestras vidas.








Ok, lo último salió hiper cursi. Pero es así. Cada vez que me escriben , que veo las fotos que me mandan, que las encuentro en un taller... no sé como agradecerles tanto cariño. A veces, el trajín del cotidiano no me da el tiempo para responderles a todos como debería, pero realmente les agradezco de corazón todo el amor y la paciencia que me tienen (incluidos los que se toman el tiempo para insultarme por escrito por mi falta de respuesta). Ni hablar de que soy un desastre para expresar afecto...gracias emoji por hacerme más fácil la tarea....

Pero bueno, todo esto para decirles que son ustedes los que me hicieron sentir que estoy de vuelta en casa y reencontrarme con la razón por la que empecé a hacer todo esta locura: porque todo esto me hace feliz. Y la felicidad, por suerte, es súper contagiosa.

GRACIAS,  MILLÓN DE GRACIAS.

Y como si sigo escribiendo voy a llenar todo esto de cursilerías, los voy a dejar por acá.

---No escribí casi nada de lo quería decir y hablé de cosas que tal vez no interesen pero, como les dije al principio, no soy mucho de planificar las cosas.
Pero la próxima trataré de ponerme las pilas y subir algunas de las hermosas imágenes que me mandaron y hacer un mini tour por el libro para que los que tienen ganas de chusmearlo pero no se animan a comprarlo (no me voy a meter con el tema del precio/valor de los libros porque no viene al caso...) al menos puedan saciar al bichito de la curiosidad.
No prometo porque no quiero volver a no cumplir.

Los quiero mucho, en serio.
(y en este momento ya pasé del pan con manteca a una porción de pizza fría...migas más grasa en el teclado)






Besos enormes,

Yan

19 comentarios:

  1. Tu libro es uno de los regalos más lindos que recibí en este ultimo tiempo.
    Ahora, está lleno de manchas, las hojas arrugadas...
    Me encantó haberme animado a tejerlos... y sigo entusiasmado con lo que aún no tejí.
    Gracias!
    Un abrazo...
    Gastón.

    ResponderEliminar
  2. Yan!!! siempre un gusto leerte!!! ya no hace falta que expliques que no escribiste lo que querías porque ya lo sabemos antes de empezar a leerte!!!! jajajaja
    gracias a vos por compartir tus creaciones y dejarlos volar por el mágico mundo de pica - pau.
    Welcome back!!!!
    hasta dentro de...nunca sabremos cuanto...jajajajaja
    besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Yan!
    Me llamo Ainara y vivo en España. Tu libro ha sido mi regalo de cumpleaños. A mi pareja le costó mas traer el libro hasta aqui, que el propio libro. Pero mereció la pena, porque me hico la persona mas feliz del mundo!!!
    Ahora estoy intentando sacar tiempo para poder tejerlos todos!
    Besos desde http://elcuartobobo.blogspot.com.es/?m=1

    ResponderEliminar
  4. Nunca tejí al crochet, hasta que me encontré con "tu" conejo en un hotel en El Calafate y quise aprender a hacer esos "bichitos", pasé un tiempo hasta que -casi al azar- encontré el Mundo PicaPau, y acá estoy, feliz de estar aprendiendo!! Gracias por tu generosidad, ¡a seguir creando, creciendo, publicando y disfrutando de este arte!!!
    Patricia

    ResponderEliminar
  5. siempre es un placer leerte porque se te ve sincera en lo que dices. Estoy deseando terminar mi mudanza y levantarme el "castigo" de no comprar nada más, porque me merezco tu libro, llevo años viéndote crecer.

    Y dicho esto, lo acabo de comprar.
    Besos desde España

    ResponderEliminar
  6. Hola Yan!
    Conocí tu mundo pica pau un tiempo después de haber comenzado con el tejido de peluches al crochet.
    Desde ese momento te sigo en todas las redes sociales.
    Admiro inmensamente tu trabajo y admiro que lo hayas compartido a miles de personas, las que tejen y las que no, pero quieren aprender.
    Hacer tus propios patrones es algo que te hace sentir muy bien, poder crear un peluche desde el momento que te lo imaginas, empezar a tejer, destejer, contar puntos y vueltas, tachonear la hoja hasta que quede listo.
    Es un gran trabajo y como todo esfuerzo tuene sus frutos, este es uno de ellos.
    Creo que todos los lectores de El mundo de pica pau, se sienten super contentos con el libro. Asi me siento yo, no dejó de leer las páginas todo el tiempo, de consultar cosas, de marcarlas, además de que le muestro el libro a todo el mundo, y lo he subido a todas las redes!! Con lucas el zorro, que lo hice ayer y que disfrute mucho al tejerlo.
    Estoy muy contenta con el libro!!!!
    Muchas gracias yan!!!
    Y acabo de ver que me comentaste en instangram (aaaaaa que emoción!!!) jajaja

    Saludos desde Córdoba!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo descubri tu trabajo un poco tarde, ya estaba tejiendo y haciendo cosas, intentando que me salga lo que tenia en la cabeza. Cuando vi tus muñequitos entendi algunas formas que a mi no me salian, y me ayudo aun mas ver que dibujabas! (yo tambien dibujo bichitos y cosas raras) asique me puse y pase algunas ideas a papel, y asi mirando tus fotos solamente pude solucionar algunas dudas. No tengo el libro aun pero espero tenerlo pronto. Gracias y un beso grande tambien desde Cordoba! <3

    ResponderEliminar
  8. Yan! q lindo leerte! q hermosas tus palabras! seguí haciendo lo q te hace feliz! no hay nada mas gratificante q hacer cosas q amamos!
    Besos enormes desde Bahia Blanca!!! muchos exitos con ese increible lilbro!! ya tendré mi edición!! Cariños!
    *´¨)
    ¸.•´¸.•*´¨)¸.•*¨)
    (¸.•´ (¸.•` ¤ ★-:¦:-★Gaba★
    https://www.facebook.com/disenosexclusivos.gaba?ref=hl

    ResponderEliminar
  9. Hola Yan! Qué alegría leerte de nuevo. No te disculpes por tu ausencia, sabemos que no es fácil cumplir con todo.
    Te felicito por tu libro, espero tenerlo pronto en mis manos, sería una gran alegría, capaz lo pida de regalo para el día de la madre :D
    Amo tejer amigurumis, amo los tuyos. Ojala viviría en Bs. Aires para ir a tus cursos y aprender de vos, genia!!!
    Que la envidia de "alguna" gente no opaque tu felicidad, vos que trabajaste tanto te lo super mereces. Te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  10. Congratulations Yan, it's such a nice book!! I'd wish it would be possible to get in Europe..

    ResponderEliminar
  11. You can get it in Europe from Barcelona (Spain) in this web : http://dudua.bigcartel.com/

    Hola Yan! Yo acabo de comprar hoy mismo tu libro y ya me arden los dedos a la espera de que llegue el envío! Jijijijiji! Te escribo desde el norte de España y me decidí a comprarlo por las críticas tan buenas que leí en las páginas de gente que admiro mucho dentro del mundo amigurumi, y con lo que he visto y leido sé que no me decepcionará. Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  12. Hola Yan, conocí tu blog hace ya varios meses, muchos, y me maravillaba de la franqueza de tus posts, de tu vida tan cotidiana que se siente casi propia, de tu frescura para decir lo que piensas, porque haces reír y también contagias el estrés y eso es lo que te hace auténtica, sin importar cuantas veces puedas publicar cada entrada nueva es única y genial, yo sueño con ver tu libro en México, tenerlo en mis manos y olvidarme de mis hijos y mis perros un fin de semana y tejer hasta tener un ejercito de perros salchichas en mi mesa mirándome con ese carisma que tu les diste en tus patrones, admiro tu manera de ser y tu hacer de cada día. No soy de escribir comentarios en blogs, pero me nació esta vez y aquí estoy, declarándome tu fan.
    Felicitaciones por ese libro, tu aportación impresa al mundo, una aportación que se agradece infinitamente.

    ResponderEliminar
  13. Me encantan tus posts! Son tan... yo
    Tengo dos hijos (12 y 4), 34 años, vivo cansada y no soy tan positiva como quisiera.
    Le sumo que odio mi trabajo. Pero lo positivo es que estoy planificando mi camino a la felicidad.

    Gracias por ser honesta y real. Los blogs tan perfectos, positivos y llenos de amor son lindos pero le hacen replantearse a una algunas cositas...

    Leyéndote me doy cuenta que no estoy tan sola en este mundo de remar entre hijos, obligaciones, trabajo y maridoS (Sí, 34 años, un ex y un actual).

    Seguiré esperando con ansias tus posts, no importa cuanto se demoren, por que tu tardanza solo me recuerda que sos de carne y hueso.

    Cariños

    ResponderEliminar
  14. Hola Yan! Lo tengo! está buenísimo!
    Me trabé un poco con las patas tejidas de forma continua. A veces me enojo porque no sé como seguir y lo dejo suspendido. Otras veces le pregunto a mi abuela si ella entiende algo que yo no jajaja. En medio de los intentos tuve a mi bebé, así que entre todo el caos voy y vengo. Mil gracias por darnos la posibilidad de tenerlo en nuestra casa! Salí de Monoblock saltando de la alegría y mi novio me miraba pensando "Esta mina está loca". Mil gracias! te queremos grinch!

    ResponderEliminar
  15. Hola Yan
    Tienes el libro disponible en los Estados Unidos?

    ResponderEliminar
  16. Hello. I am French and did not understand Spanish. I love your universe and wanted to know if I have your book out in English or French? Thank you for your response.

    ResponderEliminar
  17. Mujer, estoy absolutamente enamorada de tu libro. Lo quiero, lo quiero, lo quiero YA! El problema es que no sé dónde comprarlo :( Estoy en Colombia. Alguna pista?

    ResponderEliminar
  18. Your amigurumi are so beautiful. Please please consider translating your book into English for your many fans 💕

    ResponderEliminar