lunes, 31 de enero de 2011

llama que llama

Ok, admitamos que el título no es muy original (para todos aquellos que recuerden la publicidad telefónica), pero bastante con que me haya puesto a escribir...jajajaja.
Perdón, pero es que estas semanas se me están haciendo bastante complicadas. Entre el calor y la mudanza (sí, me mudo de casita) estoy de la cabeza. Y eso que todavía no embalé nada y nos mudamos este finde que viene. Histeria, ansiedad, emoción, nerviosismo, muchos estados, todos al mismo tiempo. Después de casi 6 años viviendo en la misma casa la cantidad de cosas que he acumulado me asusta. Especialmente cuando no puedo dejar de trabajar porque estoy super atrasada con todos los pedidos.

Pero bueno, es para mejor. Así que no es una de mis quejas (bue, un poquito sí), sólo una explicación a mis largas ausencias y la escasez de nuevos picas.

Sin embargo, hoy me agarró un pequeño ataque de ansiedad a eso de las 6 y media de la mañana (gracias al hermoso calor que nos acompaña en la ciudad) y no me quedó otra que descargar con aguja e hilos.
Tenía que hacer una llama, la tenía pendiente (así como una larga serie de animales autóctonos), y justo dio la casualidad que la genia de mi cuñada ayer me regaló una pulserita que trajo de su viaje al Norte. Destino.
El tema es que me daba mucho miedo el modelo parado en cuatro patas. Ya tenía visto el resultado en los diseños de Anne-Claire Petit, pero ni idea cómo hacerlo. Y bueno, salió esto. Chiquito, boceto, primer intento y todavía no terminado. De seguro va a ser bastante cambiado hasta que quede el definitivo. Pero ya le tomé cariño. Así que acá se los dejo para que lo vean. Con pulsera y todo.





viernes, 21 de enero de 2011

nueva tienda

Hola!!!! Tanto tiempo!!!
Les cuento que el martes volví de unas mini vacaciones, no tanto para mi, que me la pasé tejiendo, sino para mi hijo...pero bueno, tejer cerca de la playa definitivamente es mucho más placentero.

No tengo muchas novedades para contarles, ni imágenes que mostrarles....si, llevé la cámara a la playa pero no saqué ninguna foto, jaja. Pero les quería contar que abrí una nueva tienda online, esta vez en Bigcartel
La idea de esta nueva tienda es ofrecer los muñequitos ya terminados, más que nada a nivel internacional...siii, quiero conquistar el mundo. Y la primera en tener esa posibilidad es la señorita Juana.




Bueno, nada....no es que haya mucho para ver, pero los invito a pasar http://yanschenkel.bigcartel.com/

Que tengan un más que feliz fin de semana, espero traer mejores novedades la semana que viene!

lunes, 10 de enero de 2011

MARIA ELENA WALSH



Cualquiera que haya vivido una infancia feliz podría reconocer en esta imagen de Vilar todo el mundo de una de las personas más grandes que camino por estas tierras. Cualquiera que no haya tenido una infancia tan feliz, tan sólo le hubiese bastado esta imagen.
Tal vez sea exagerado, pero cada vez que alguien tan querido se nos va, pareciera que las palabras no alcanzan para describir todo lo que uno siente.
No tuve el placer de conocerla, pero tuve la dicha de oir su voz casi todos los días de mi niñez, de aprender a leer con sus cuentopos, de descubrir que es una plapla, de mirar a los jacarandás con otros ojos, de querer de compañera de banco a una vaca.
Hoy lloro con Juan Poquito.

Osías el osito en mameluco
paseaba por la calle Chacabuco
mirando las vidrieras de reojo
sin alcancía pero con antojo.

Por fin se decidió y en un bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero tiempo pero tiempo no apurado
tiempo de jugar que es el mejor.
Por favor me lo da suelto y no enjaulado
adentro de un despertador.

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero un río con catorce pescaditos
y un jardín sin guardia y sin ladrón.
También quiero para cuando esté solito
un poco de conversación.

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero cuentos, historietas y novelas
pero no las que andan a botón.
Yo las quiero de la mano de una abuela
que me las lea en camisón.

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero todo lo que guardan los espejos
y una flor adentro de un raviol
y también una galera con conejos
y una pelota que haga ¡gol!

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero un cielo bien celeste aunque me cueste
de verdad, no cielo de postal,
para irme para el este y el oeste
en una cápsula espacial.

Para vos, Maria Elena, todo esto y mucho más.







jueves, 6 de enero de 2011

blanditos

Primero lo primero: FELIZ 2011!!!
Si, nunca me acuerdo de estas cosas y, además, tuve la suerte de pasar el año nuevo alejada de los grandes estruendos, con el primer asado de mi marido (aunque no lo crean, siendo hombre y argentino, nunca había hecho un asado). Lindo.
Espero todos la hayan pasado bonito y con la gente que quieren.

Hoy les quería mostrar la nueva versión de blanditos, especialmente pensada para las manos de los más chiquitos (siento que estoy escribiendo para una publicidad barata).
Cuál es la diferencia? Hasta ahora los venía tejiendo con un hilo de algodón que se llama cadenita, parecido al peruano. Da una terminación muy linda, pero es más bien rigido. Y hace un tiempito unas amigas me habían regalado unos hilos de algodón de lo más suavecitos.
He aquí los primeros resultados.
Quedan un poco más chico (y eso que tiene la misma cantidad de puntos que los grandotes), pero son super estrujables, blanditos y suavecitos. Además le bordé los ojitos para evitar cualquier situación indeseada.



No sé si llegan a notarlo, pero ahí al lado de Juana están esos hermosos ganchitos que siempre quise...y ahora los tengo!!!! Regalo de la hermosa Lola (pueden ver las cosas hermosas que hace aquí). Felíz (si, dos ganchitos de plástico me hacen feliz, jaja)












Y bueno, es verano, principio de año...que se yo. La cuestión es que todos los que me conocen dicen que Juana se parece a mi... y aquí la prueba para que confirmen el porqué.





Besos, buen año
Yan