lunes, 10 de enero de 2011

MARIA ELENA WALSH



Cualquiera que haya vivido una infancia feliz podría reconocer en esta imagen de Vilar todo el mundo de una de las personas más grandes que camino por estas tierras. Cualquiera que no haya tenido una infancia tan feliz, tan sólo le hubiese bastado esta imagen.
Tal vez sea exagerado, pero cada vez que alguien tan querido se nos va, pareciera que las palabras no alcanzan para describir todo lo que uno siente.
No tuve el placer de conocerla, pero tuve la dicha de oir su voz casi todos los días de mi niñez, de aprender a leer con sus cuentopos, de descubrir que es una plapla, de mirar a los jacarandás con otros ojos, de querer de compañera de banco a una vaca.
Hoy lloro con Juan Poquito.

Osías el osito en mameluco
paseaba por la calle Chacabuco
mirando las vidrieras de reojo
sin alcancía pero con antojo.

Por fin se decidió y en un bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero tiempo pero tiempo no apurado
tiempo de jugar que es el mejor.
Por favor me lo da suelto y no enjaulado
adentro de un despertador.

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero un río con catorce pescaditos
y un jardín sin guardia y sin ladrón.
También quiero para cuando esté solito
un poco de conversación.

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero cuentos, historietas y novelas
pero no las que andan a botón.
Yo las quiero de la mano de una abuela
que me las lea en camisón.

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero todo lo que guardan los espejos
y una flor adentro de un raviol
y también una galera con conejos
y una pelota que haga ¡gol!

Osías el osito en el bazar
todo esto y mucho más quiso comprar.

Quiero un cielo bien celeste aunque me cueste
de verdad, no cielo de postal,
para irme para el este y el oeste
en una cápsula espacial.

Para vos, Maria Elena, todo esto y mucho más.







6 comentarios:

  1. Creo que porque tuve una infancia muy feliz es que llevo a mi niña interior tan a flor de piel.
    María Elena Walsh forma parte de esa niñez tan mágica y especial. GRACIAS!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que lindo recuerdo. Gracias. Ojalá que ahora tenga mucho tiempo de jugar.
    Flavia
    http://puntoperdido.blogspto.com

    ResponderEliminar
  3. Maravillosas y compartidas tus palabras. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Una grande! yo vuelvo a disfrutar de sus canciones con mis hijas... QEPD

    ResponderEliminar
  5. Ay, sabes que yo tengo ese libro... mi mama adoraba a Maria Elena y siempre me compraba sus libros y me cantaba sus canciones. Todavia hoy mis hijos las aprenden en el jardin y la verdad que es una parte super importante de mi niñez.

    Ojala hubiera gente como ella ahora para que los chicos puedan escuchar algo dentro de unos años y recordar su infancia con tanto cariño como lo hago yo cuando escucho o leo algo de Maria Elena Walsh.

    Un abrazo!
    Choco

    PD: Lo de los jacarandas es tan cierto...

    ResponderEliminar