miércoles, 5 de octubre de 2011

artesana, diseñadora, emprendedora o empresaria?

Estas últimas semanas fueron un tanto extrañas. Por diferentes razones y en distintas circunstancias se planteó varias veces la necesidad (por así decirlo) de definir lo que soy o, más bien, lo que hago. 
Basicamente se resumen en esas cuatro categorías: artesana, diseñadora, emprendedora y empresaria. Familiarizada con las primeras dos (las puedo decir con orgullo), con dudas sobre la tercera, bastante reticente hacia la última.

La cuestión empezó hace dos semanas cuando, por esas casualidades algo bizarras de la vida, me invitaron a un "almuerzo de emprendedores" (si, así como lo leen) organizado por alguna secretaria del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Primer punto, no pertenezco a la ciudad de Buenos Aires, soy de la provincia. Segundo, jamás de los jamases se me hubiese ocurrido que yo entraba dentro de la categoría de emprendedora. Pero buen, por respeto hacia la persona que me invitó, fui al almuerzo (con un millón de dudas encima, incluida como vestirme para tal ocasión).
Me vestí como siempre (no sé como se viste un emprendedor/empresario, pero a mi se me venía la imagen de la peli "Secretaria Ejecutiva"...obvio que fui de zapatillas).
Cuando llegué al lugar me encontré con un montón de gente vestida de traje, con smartphones y laptops, anotando cosas, hablando serios. Mi primera reacción fue salir corriendo, pero mientras pensaba una muy buena excusa, nos llamaron a la sala de reuniones. "Pueden sentarse donde quieran, salvo en la cabecera que es para el Subsecretario". Ehhh...tierra, tragame. "Ahora, la idea es que nos cuenten que hacen, como empezaron, que están haciendo, y qué errores cometieron en el camino".
Como suponía, escuche a un montón de gente hablando de sus empresas, de sus metas, de sus logros, de sus mil carreras, de sus trabajos en el exterior, de los premios que habían ganado y de la necesidad de apoyo del Gobierno que necesitaban para seguir adelante con sus geniales ideas. Mi error había sido aceptar estar en ese almuerzo. No por la gente, solo que yo no tenía nada que ver con eso. Me comí media empanada (que no pude digerir hasta que llegué a casa) y, como sospechaba, confirmaba mi teoría de que yo no era emprendedora, y menos que menos, empresaria.
Pero me quedó una pequeña frase dando vueltas, algo que me dijo una de las personas que organizaba: "tenés que decidir si sos diseñadora o artista". Sensación feita toda la semana.

Ahora bien, la persona que me había invitado (que no había estado presente en ese almuerzo) me volvió a invitar a un ciclo de charlas sobre innovación realizadas por Telefónica de Argentina. Otra vez acepté (un poco por respeto, otro poco por curiosidad, un montón porque tengo el sí fácil).
Así que este lunes a las doce me encontraba en el espacio Movistar de la calle Florida, rodeada de un montón de gente (un poquito menos trajeada, pero super bien vestida) pensando que seguía golpeando mi cabeza contra el vidrio cual mosca encerrada.

Por suerte fue muchísimo más ameno, la gente mucho más relajada...el único problema es que yo era una de las dos personas que tenía que hablar ante 50 personas contando mi experiencia como "emprendedora en el área de diseño". Pero bueno, como no me cuesta hablar demasiado (aunque sude horrores cuando lo hago), conté durante media hora todo lo que me había pasado para llegar acá. Tal vez debido a mi increíble capacidad para contar chistes (lease, sarcasmo) y mi personalidad chispeante (más sarcasmo) el público se copó bastante. Me dieron mil consejos (se supone que era yo la que los tenía que dar, jajajaja) y me pidieron un montón de muñecos. Basicamente, sentí que había hecho el papel de vendedora de cosméticos en un colegio, pero buen, al menos pude comer un sandwich entero sin atragantarme ;)

Conclusión: me dijeron que era artesana, diseñadora, emprendedora y empresaria. Como dije al principio, no me cuesta verme llevando la camiseta de las dos primeras, pero ahora entendí que un emprendedor puede ser un aventurero (que se determina a hacer y ejecutar con resolución y empeño alguna operación considerada ardua) pero definitivamente sigo dudando lo de empresario, salvo por el hecho de que puedo llenar todas las casillas de la definición de wikipedia: 
"Se puede sugerir que en el rol del empresario se encuentran tres funciones distintas: la de propietariocapitalista o Financiero; la de gerente o administrador y la de emprendedor o innovador y tomador de riesgos"

Pero buen, a pesar de todo esto, prefiero presentarme como la mamá de mi maravilloso niño de 10 años, la mujer de mi increíble novio/marido, la mejor amiga de mi perra y alguien que hace muñequitos de crochet porque le resulta super gratificante y divertido y concuerda perfectamente con la ropa que tengo en mi placard (incluidas mis remeras de star wars, las tortugas ninja y el hombre araña)


Así que, perdón por el post tan largo, pero tenía ganas de contarles esto.
Los dejo con algunos de los muñequitos que estuve haciendo (además de enfrentarme al mundo de los adultos tuve tiempo de hacer estos bichitos, jeje).
Los primeros se fueron a la boutique del Faena (otra historia bizarra que les contaré más adelante) y los segundo para Manifesto. Así que super feliz.

Y que tengan todos una excelente semana!!!
Besos enormes,
Yan






25 comentarios:

  1. son todos preciosos, pero el pavo real es el mejor!

    ResponderEliminar
  2. muy loca y divertida historia, y yo te sigo acosando jajaja quiero un salchichaaaaa :(

    ResponderEliminar
  3. Qué difícil definirse, no? Yo creo que sí, sos un poco de todas esas cosas :)

    Sos una genia, me maravilla cada cosa que hacés!

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. No te preocupes por las etiquetas, son solo eso. Si tu ilusión y tus ganas de crear cosas bonitas te da dinero, mejor que mejor. Pero tu no eres unas definiciones hechas por otros.
    Me parecen una dulzura y un amor todos los personajes que creas.

    ResponderEliminar
  5. Cuando me preguntan digo que soy artesana,diseñadora,que tengo cerebro de mosca desde la adolescencia hasta la actualidad,en fin..todos somos únicos;lo cual está buenísimo(aunque muy pocos lo toleren).Después de ver tu blog diría que sos una ARTISTA,una persona capaz de crear unos seres maravillosos con un talento increíble.Si tenés ganas visitá mi blog:kakikururu.blogspot.com,hace poquito lo empecé a armar.Exitos!!;)

    ResponderEliminar
  6. lo unico que importa es que hagas lo que te hace feliz (que ademas nos hace feliz a nosotros que las disfrutamos de solo verlas)

    ResponderEliminar
  7. uff!!! que dilema más grande te entiendo, pero... diseñadora o artista? para mi es lo mismo, un artista diseña y crea, y un diseñador también crea y lo que crea es arte, para mi es practicamente lo mismo

    genial el pavoreal, el unicornio, el arce, el cisne,... vamos todos!!!

    ResponderEliminar
  8. No sé si realmente era necesario que te definieses. Eso lo necesitan algunos, incluso se visten para poder entrar en la categoría que desean.
    Yo soy ingeniera... pero ahora soy ama de casa, soy hija... pero ahora soy madre (casi de dos), soy adicta a hacer cosas útiles y bonitas para mi familia... pero también lo haría para extraños para poder acercarlos un poco más a las cosas lindas de la vida.
    Tenemos tantas etiquetas ya que no sé si hacen falta más.
    Lo importante es hacer lo que nos gusta, la vida es una (como dijo -con mejores palabras- alguien que sabía mucho de eso).

    ResponderEliminar
  9. jajaja... qué loco todo lo que viviste! yo no comparto eso de etiquetar y sólo vos sabés quien sos por definición así que lo que vos digas serás ;)... mi hija menor de 3 años dice "papá trabaja y mamá teje" jajaja esa es su definición de nosotros. Y al fin y al cabo es la que cuenta :)

    ResponderEliminar
  10. Uy,me olvidé que quería felicitarte porque estos muñequitos están preciosos!

    ResponderEliminar
  11. Hola amiga,,,,, me has hecho reir con tu aventura, pues aunque no lo creas, he pasado por situaciones parecidas aca en mi ciudad, mucha gente valora nuestro trabajo y nos invita a esas reuniones con el animo que ayudarnos a ¡crecer¡ en el mundo de los negocios... en ese mundo en el que nos sentimos muchas veces perdidas por todo lo que has contado.. pero bueno lo importante es que amamos lo que hacemos y lo hacemos por puro placer y satisfaccion personal no importa el nombre que le pongamos, aunque un dinero extra no estorba... jajaja. Un abrazo desde Colombia

    ResponderEliminar
  12. Hay Dios ¡¡¡¡¡ me olvidé lo mas importante... Que muñecos tan lindos¡¡¡¡ te felicito.

    ResponderEliminar
  13. Que muñecos mas hermosos!!! mis mas siceras felicitaciones.... son bellos!!! :)

    ResponderEliminar
  14. buff... Hay tantas y tantas teorías sobre cómo describirse a uno mismo, pero bueno. A mí tampoco me gusta pensar en que soy empresaria (me da repelús, esa palabreja!), pero tuve que establecer una sociedad para poder realizar mi trabajo de traductora, así que, sí, soy propietaria de una sociedad empresarial... hehehe! Eso sí, espero que a mí no me llame nunca nadie para pedir que de conferencias! ¡Qué bochorno!

    Geniales los animales de la primera foto! :D Y me gustan los suaves colores de los bichos de la segunda. Aún así... el camaleón se ha convertido en mi favorito! ;)

    ResponderEliminar
  15. Recién te encuentro y me encantó tu relato y tus muñecos, son incríbles !
    Felicitaciones!
    Silvia

    ResponderEliminar
  16. qué buena historia! la describiste tan bien que podía verme y sentirme como tú en ese momento, qué raro habrá sido todo eso!
    yo soy diseñadora de profesión, y me considero artesana también, una mezcla de ambas. empresaria?? microempresaria tal vez :)

    Muchos saludos!!

    ResponderEliminar
  17. Con la imaginación que tú tienes, seguro que puedes ser cualquier cosa, pero sobre todo se tu misma, que tal y como te veo a través de tus creaciones , seguro que eres genial, me transmites
    alegría y buen rollo.Un abrazo desde España, Canarias.

    ResponderEliminar
  18. Hay una cita de un libro que me gusta mucho, no sé si lo leíste, y que me encanta porque habla de alguna forma de esto. Es así:
    "-Una cena entre vecinos, algo sencillo -añade.
    -¿Entre vecinos? Pero si soy la portera -arguyo, aunque muy confundida.
    -Es posible poseer dos cualidades a un tiempo -me contesta."
    Muriel Barbery. La elegancia del erizo

    ResponderEliminar
  19. me entretiene mucho leer tu blog.. y se que debes hacer que muchas tejedoras se sientan identificadas, a mi me pasa muy seguido leyendote.
    es muy hermoso tu trabajo yan..

    ResponderEliminar
  20. cada día más lindos tus muñecos!!! buenísimo lo que nos compartiste y es como dice Muriel Barbery, en La elegancia del erizo, uno puede ser varias cosas a la vez, lo más importante es que uno se sienta bien con lo que hace. Un beso y espero poder hacer el taller para aprender un poquito

    ResponderEliminar
  21. ¡son preciosos!A mi me encanta el unicornio.
    Mi profesión es analista mercantil pero me encataría que la gente pensara que soy artesana y sobre todo una buena mamá de mis peques.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Sube el patrón porfa están hermosos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Preciosos. Me encanta en especial el pavo real. He buscado en Etsy a ver si vendes el patrón pero no lo encuentro. ¿Lo tienes a la venta en algún sitio?

    ResponderEliminar
  24. Is there somewhere were I can get/or buy pattern for the peacock and swan? English or Spanish is fine. They're BEAUTIFUL!!!!!

    ResponderEliminar
  25. Me encantan tus trabajos y quisiera conseguir tus revistas en Uruguay hay algún distribuidor ya he preguntado pero no he recibido respuesta. Felicitaciones excelentes trabajos 👍😘

    ResponderEliminar