martes, 15 de febrero de 2011

mudada!

Volví!!! Más estresada, contracturada y enquilombada que nunca, pero feliz porque al fin estamos en la casa nueva ...no tan nueva si tomo en cuenta el hecho de que ya había pasado 12 años de mi vida en este lugar. Les había contado que volvía a la casa de mis padres? Pero sin mis padres, por suerte (no es de mala, pero a esta altura la convivencia sería insoportable, y no les pasó nada malo, sólo que se fueron a Brasil y me toca cuidarles la casa por un par de años).
Bueno, la cuestión es que después de dar más vueltas que una calesita, mi madre al fin se fue (estaba empecinada en no dejar la casa, pero tenía que acompañar a mi padre) y acá estamos. Tratando de ver dónde poner todo lo que acumulamos durante años, cómo acomodarnos y sacarnos la sensación de vivir de prestado (cosa que estamos haciendo).
Por lo pronto, yo me acaparé el altillo para hacer algo así como un taller. Hermoso, salvo el extenuante calor (si si, siempre me quejo). La cuestión es que tengo que tenía que trabajar sí o sí, asíq ue no tuve tiempo de ordenar ni de sacar todo lo que no me pertenece, pero bue, me moría por mostrarles el nuevo lugar.
He aquí mi altillo:



Por suerte entró la mesa (después les muestro la escalera caracol por la cual la tuvieron que subir!). Como podrán apreciar, no tardo más de un día en tener todo desordenado.

Y al lado está la repisa que pretendo llenar de hilados. Todavía no tuve tiempo de acomodarlos a todos, pero espero que pronto todos quepan muy bonitos para inspirarme un poco más.





Pareciera que ya acomodé todo, no? Pero no! Esto es lo que me queda detrás de la mesa... y probablemente quedé ahí por mucho más tiempo. Lo bueno es que ahora tengo mesita para la maquina de coser!!! Feliz, feliz




Por último les quería mostrar lo que, para mi, es lo más groso que tiene este altillo: el velero que mi abuelo y sus hermanos hicieron durante la Segunda Guerra Mundial. Increíble. Hasta los clavos los tuvieron que hacer ellos porque no se conseguían durante la guerra. Eso era habilidad con las manos. Seguro que después les voy a mostrar más imágenes, porque no es sólo la fachada, tiene todo el interior hecho, incluido un inodoro!!! Más inspiración para crear, imposible.


Creo que eso es todo por hoy, tengo que seguir tejiendo porque sino me van a matar.
Millón de gracias a todos por los hermosos comentarios y el apoyo. Si no fuera por eso, probablemente no volvería a escribir más, pero realmente me ponen las pilas todos los días :)

Besos mil,
Yan

7 comentarios:

  1. ¡Muy lindo el altillo! Ojalá muy pronto nos enseñes más fotos. ¡Suerte con el tejido pendiente!

    ResponderEliminar
  2. Que hermosas fotos!!! que daría yo por tener un lugar para mis cosas, nosotros vivimos con mi tía, y la casa es pequeña con solo 2 cuartos, en 1 ella duerme y en el otro dormimos, mi esposo, mi bb y yo asi k te podras imaginar, no se como cabemos con la cuna, la cama, la pc, la tele, mis cosillas, los juguetes d mi bb, etc, etc.
    Solo espero en Dios que pronto empezemos a construir en la parte de atras nuestro rincon mas amplio.
    jajajaja, que disfrutes tu estancia en casa de tus papas.
    Bsitos.

    ResponderEliminar
  3. volviendo al barrio nomas!!!!!!!!!ese altillo no era la guarida de tu viejo?recuerdo alguna tarde de charla y musica en la terraza pero al altillo no nos podiamos acercar!!!!jajaj!!

    ResponderEliminar
  4. Muita calma nessa hora! É difícil se encontrar logo após uma mudança, mas com muita calma, tenho certeza que consegues. Bjs.
    Jeanne

    ResponderEliminar
  5. Aprovecha la inspiración del nuevo-viejo lugar!!

    ResponderEliminar
  6. Yan que bonito lugar!!! y qué tesoros... INSPIRADOR...
    Ánimo! Besos :)
    Queli

    ResponderEliminar
  7. holaaaaa !!! me gusta mucho tu blog, soy de ushuaia , tierra del fuego, me encanta tejer y hacer amigurumis como a vos,te sigo, te invito a mi blog www.ushuaiacrochet.blogspot.com muy lindo tu nuevo taller !!! besos !!

    ResponderEliminar