viernes, 27 de agosto de 2010

el correo y yo

Otra vez hablando del correo. Pero por más increíble que pueda parecer siempre me pasa algo cada vez que tengo que ir al correo. Es como entrar a un mundo paralelo, el mundo de la lentitud en todo su esplendor. Y no digo que sea lento el servicio (que, obviamente, en el mundo en que vivimos, podría ser un poco más rápido...o tal vez nosotros andamos demasiado acelerados..pero ese es otro tema). Paso a contar:

Envío a Mendoza:
Llego con mi bolsita llena de picas al correo de Quilmes, saco el numerito y me siento a esperar. Como siempre, a pesar de haber 5 ventanillas, solo hay dos empleados atendiendo. Nada fuera de lo habitual. Me llega el turno (no tardó tanto) y me atiende un chico con aspecto de poco correo (no sé cómo explicarlo, pero no tenía cara de saber lo que estaba haciendo). Le pido una caja n° 3, me pregunta si la sé armar (es todo un rompecabezas), le digo que sí y prosigo a llenarla con mis bichos. Listo. Ahora la balanza...ahhhh, la maldita balanza, es peor que cuando uno se pesa. 1 kilo con veinte gramos. La re ... . "No me mostrás la caja más chica? porque tal vez entren ahí" Para ese momento se acerca el que parece ser el gerente de la sucursal (el que tenía más aspecto de funcionario del estado: mirada vacía, aburrido, burocrático, poca imaginación... que mala que soy!). "Eh... a ver que querés mandar? No, eso no te entra en la caja n° 2. Además, no va a ser diferencia". Pienso: la caja es la mitad. el papel pesa bastante, de hecho, un par de hojitas suman 20 gramos. "Pero si la caja es más chica...tal vez pese menos (tal vez no, pesa menos, hasta un nene se da cuenta de eso)".
Con toda su parsimonia el empleado busca la otra caja, toma los muñecos que estaban en la anterior (yo sufriendo por mis bebes...) y coloca a priscila (el dino) con la cola hacia arriba: "Ves, no cierra, y la caja no puede ir abultada" . Ehhhh..."Pero, si la ponés de costadito???" "No, no, va quedar abultada igual". Paciencia, mujer, paciencia.
Al final ,va en la caja n° 3 y debo pagar 15 pesos más por los malditos 20 gramos de diferencia. Mientras el gerente (que ya había suplantado al empleado poco correo) terminaba de hacer los tramites correspondientes me dice:
"Los hacés vos? Porque a mi mujer le gustan las tortugas, no tenés tortugas?"
"Eh, no, todavía no hice ninguna, pero se puede hacer"
"Ah, porque a mi mujer le encantan las tortugas. Se llama Manuela, como la tortuga"

Envío a México
Absolutamente estresada, contando los minutos antes de que cerrará el correo, meto todo en una bolsa y me tomo el colectivo para ir al correo de Bernal (tenía miedo de cruzarme con el marido de la tortuga). El colectivo pasa rápido, Bernal queda a 5 minutos. Todo bárbaro. Encima no hay cola. Amo el correo de Bernal.
"Buenas tardes, necesitaría una caja n° 3 para hacer un envío a México"
"Nos quedamos sin cajas"
Ya no me gusta tanto el correo de Bernal.
Se hizo tarde, mañana tendré que volver al correo de Quilmes. Ufa.
Al día siguiente, a las tres de la tarde (hora peligrosa en la calle según las mamás, pero la mejor hora para no hacer cola). Llego, hay poca gente, no hay tortugo a la vista.
Me atiende una señorita con cara de poco amigos.
"Hola, tenés cajas (si me dice que no me largo a llorar)"
"Si, ahora te la alcanzo" El ahora de la señorita es bastante más largo que el mío. Sin embargo, tiene la gentileza de armar la caja.
Otra vez procedo a meter los muñecos en la caja, rogando que no pese más de un kilo (esta vez el sobrepeso me aumenta el costo en casi 40 pesos).
" 1 kilo 9 gramos... se pasa un poquito"
"Si, se pasa un poquito, que se puede hacer?" No sé porque, en un momento pensé que...
" Y... se pasa"
Paciencia.
"Bueno, me la pasas a ver si le puedo sacar algo?"
Qué puedo sacar que pese 6 gramos??? Las etiquetas!!!
La vuelve a pesar: 994 gramos. Si, en ese momento tenía ganas de agarrar al tortugo (que andaba dando vueltas por ahí) y decirle: "Ves, 10 etiquetas suman 10 gramos!!! así que media caja menos eran como 100!!!" Paciencia.
Papeleo de siempre. Todo muy bonito. Y mientras termino de guardar las etiquetas veo que la señorita saca la caja de la balanza y el display marcaba 00006 g.

Estoy pensando en amaestrar palomas.



Mi mesa un día antes del envío. Todo en su normal desorden...

8 comentarios:

  1. jejeje, yo también tengo varias anecdotas con correos, aquí en España van igual, si hay 5 ventanillas solo dos antendiendo y uno/a que no se entera. Espero que vaya mejor la próxima vez!

    ResponderEliminar
  2. Suerte que no estaba Gasalla pidiéndote un pasito para atraaaaaaaaaaaaaaaas!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja! Te entiendo, no sabes cómo. Como dice Divanitas, aquí en España pasa lo mismo... paciencia!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja... Yan..me estoy descojonando con tus anécdontas.. jajajaja.. coincido con las chicas.. y no solo eso, sino que de una balanza a otra varían los pesos.. hace un par de semanas le envié una cajita con 2 Amigupis de regalo a mi mejor amiga de Argentina. En Torrelodones no es tan lento, pero tienen sus cosillas. Voy a una caja y le digo a la chica: me puedes (cuando hablo con gente de acá hablo de tu) decir cuanto me costaría enviar esto a Argentina? lo pesa y la balanza decía 149 gr. Le pido los papelitos para enviarlo certificado.. cuando ya lo tengo listo me voy a otra caja porque la chica de antes se había ido... le digo a la otra señora: Por favor, voy a enviar esto a Argentina.. lo pesa y la balanza decía: 155 gr.. la diferencia fueron un par de céntimos.. pero.. cómo puede ser??
    Un super abrazo..!!!!

    ResponderEliminar
  5. ay, ay, ay!!!! paciencia, como decis!
    lo de las palomas no estaria mal, pero habra que entrenarlas con el peso correspondiente,porque sino te van a pedir mas pan, que les des agua fresquita, que el gato las estresa, que van a estar de huelga...

    ResponderEliminar
  6. jejejeje hola Yan! como estas? me gusto mucho la primera historia, me reí mucho, yo creo que en todos los países (al menos de este lado del mundo) es la misma burocracia! da mucha rabia pero al menos creo que alivia saber que en todas partes es lo mismo!!
    Mucha paciencia no más, y me alegra que tengas mucho trabajo!! Yo por mi parte todavía tengo los ojos sin arandela asi q estoy usando botoncitos todavía, no me convence poner esos ojos así no más, jejeje
    Un beso, saludos desde Chile!

    ResponderEliminar
  7. Ay, yo tambien soy de zona sur ;_; hay un Correo Argentino en Solano, no se si lo conocés. Yo pensaba ir ahi cuando tuviera que hacer algun envio.

    Me encanta tu blog y tu trabajo ^^ Te agrege a mis favoritos en Etsy. Mucha mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  8. Te re entiendo! También suelo hacer los envíos de mi tienda en el correo de Bernal, pero no lo veo tan amigable como vos pensaste :( Sólo hay una chica de pelo corto, la de la caja de más a la izquierda, que la tiene re clara! Si vas de nuevo tratá de que te atienda ella, la voy a empezar a recomendar porque hace bien su laburo :)
    Buen finde!

    ResponderEliminar