viernes, 12 de febrero de 2010

Y sí, no puedo evitarlo, el calor excesivo me saca de quicio. Me transpiran hasta las uñas. Treinta grados de térmica a las doce de la noche, con un ventilador que me obliga a subir el volumen de la tele, y encima sin nada interesante para ver. Sólo de compañía, ya que mi hijo se fue a dormir hace un buen rato y mi chico anda de travesía marítima por el Uruguay (envidia, envidia).
A esto le sumamos el hecho de que desde el lunes ando recordando con poco cariño un casamiento que tuve el sábado... lo recuerdo cada vez que voy al baño. Lo positivo del asunto es que ya adelgacé como dos quilos!!!

Escatológica el calor me pone, como diría el señor master Yoda.

Obviamente, esforzándome por ver el lado positivo de la vida (y no se imaginan como me cuesta con estos calores) aproveché la semana para ponerme al día con los amigurumis que quiero llevar a Tienda Palacio, esperando que gusten y hayan gustado los que ya deje. Y lo mejor, es que logré que me saliera lo del cuerpito entero. Y digamos que me cebé. Ya voy por el cuarto amigurumi en este estilo. Me encantan. Y los seguiré haciendo hasta que me aburra. Por lo que probablemente vean unos cuantos por el estilo.

Bueno, sin más rodeos, los dejo con Jacques y René, en honor a dos grandes de Francia: Jean-Jacques Sempé y René Goscinny. Busquen, busquen, que van a encontrar cosas maravillosas de estos dos hombres (para darles una pista, René es el escritor de Asterix y Obelix, y Sempé es un historietista que trabajó con él en la serie de libros Le Petit Nicolas)





Ah! René es el gatito y Jacques el monito.

2 comentarios:

  1. Que lindos son!! tejidos de pies a cabeza en una sola pieza?

    ResponderEliminar
  2. Hermosos gumis, as usual, la verdad es que el calor a mi me atrofia los dedos. No tengo ganas de tejer nada! Besos. Buen finde. LLoverá?

    ResponderEliminar