domingo, 16 de agosto de 2009

mudanzas, repisas y muchos amigurumis

Esta última semana fue bastante movidita: por fin terminamos de mudar todas las cosas del departamento de Goros (mi novio, hombre, pareja..como quieran decirle) a casa. Y para darle un poquito de lugar a sus cosas armamos/ armé esta repisa en el cuarto. No es la gran cosa, pero es bastante funcional porque logramos hacer una especie de escritorio que abre otro espacio de estudio y laburo en la casa (fundamental cuando se tiene un niño de 8 años y se necesita un poco de tranquilidad).
Muchos papeles que organizar, mucha ropa tirada por todos lados, pero super contenta. Realmente me hace muy feliz esto de comenzar un nuevo viaje con la persona que amo.

y eso no fue todo lo novedoso... empecé con la psicóloga!!! Después de años de luchar contra la idea de los loqueros me animé a contarle mis cosas a alguien que va a poder criticarme con autoridad...jeje, que miedo!!!

Logicamente, y por suerte, tuve tiempo de terminar un par de pedidos que tenía super atrasados: una bufanda para la hija de la profe de francés de mi madre y un hipopótamo para la novia de un amigo.

En esta foto están las dos ositas violetas, una para la bufanda y otra para una amiga de mi novio. Son chiquitas, de nomas de 7 cm, pero quedan muy lindas y, salvo porque coser las partes es medio enquilombado, se tejen bastante rápido.




Y acá está aplicada a la bufandita. Esta tejida en un punto que se llama "falso inglés". Es un punto fácil y queda bastante bien para las bufandas. Se teje sobre número impar, 2 puntos derechos, 2 puntos revés, y se repite ambos terminando con un punto revés. Siempre se repite esta vuelta.
La bufanda en sí es una especie de "bufanda gatito", como se le llama en el mundillo del tricot, solo que es un poco más larga y sin la idea de que las puntas queden como orejas de gato. Me parece interesante como bufanda para chicos porque no hay que hacer nudos extraños, no se les cae y se les puede hacer este tipo de aplicaciones.


Y por último, mi amiga la hipopótama. Me costó bastante conseguir la forma: no encontré ningún amigurumi de este animalito que me terminara de convencer (igual hay un par dando vueltas), así que tome de ejemplo unos cuantos peluches que encontré en la red y los adapté al estilo amigurumi. Me encanta como quedó. No es lo más original o loco del mundo, pero salió de un tamaño interesante, super abrazable, por así decirlo.

Tengo muchas ganas de mostrar los bocetos y escribir algún otro patrón. Espero tener tiempo para armarlos y que, si alguien se anima o se animó a seguirlos, me cuente como les quedo o me mande alguna imagen.

Bueno, me voy a terminar mi tecito de limón, y a ver si termino los cuatro o cinco amiguitos que tengo ocupando espacio en el escritorio...ahora que tengo otro morador en casa tengo que ser más ordenada!!!

4 comentarios:

  1. que bonito te quedo el hipopotamo!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!! Te quedó precioso!!!!!!!!! Me encantaría poder hacerlo pero soy un poco novata y sin el patrón , no se..... Por cierto, hice la ratita y quedó muy chula!!! Ya te subiré una foto!!!!!!
    Saludos!!!! Me encanta todo lo que haces!!!

    ResponderEliminar
  3. Ostras! si escribes el patrón, estaré encantada de hacerlo para mi futuro bebé, es precioso! :D

    ResponderEliminar