miércoles, 19 de agosto de 2009

con ganas de sushi

Después de una corta noche y de levantarme muy temprano sin sentido (mi alumna de português me canceló a último momento) me puse a ordenar un poco las cosas de crochet. Obviamente me aburrí antes de empezar. Entonces terminé de ver una pelí mientras ovillaba una madeja y pensaba que hacer con una nueva propuesta que yo misma me generé: ayer, entre una cosa y otra, me animé a mandarle lo que estaba haciendo a una tienda que tiene sede en los barrios de Palermo y San Telmo, de esas que venden todo tipo de cosas para gente cool que no sabe donde gastar su dinero (yo necesito vivir de esa gente, así que todo mi respeto hacia ellos). Como generalmente nadie responde, no le dí mucha bola... pero a los pocos minutos me habían contestado... les gusto!!! Me propusieron venderlos en los locales a consignación. "Buenísmo", pensé... Más que contenta, contacté a mi hermano para que me hiciera algo con la gráfica y el packaging y le mandé mensajito a Goros (mi novio) para contarle las buenas nuevas... buuu, a las dos horas me contestó y me tiró todo el negocio abajo: que no me convenía porque sacaban demasiado (los cobrarían a más del doble de lo que se los vendo) y bla, bla, bla. Sí, siempre se gana más vendiéndolos en mano, pero el tema es la circulación. Digamos que estaría pagando por la publicidad.
Ahora bien, definitivamente los amigurumis muy grandes serían imposibles de vender a esos precios, creo (nunca se sabe en este país, los precios son un absurdo y no tienen relación con nada), pero serían como $200!!! (pensándolo en dolares no es tanto, pero que se yo). El tema es que seguí pensando la forma de hacerlo más rentable: cosas chiquitas o no muy complejas, que se puedan vender a bajo costo, me haga publicidad y no me quite demasiadas horas...
Tarán!!! Sushi!!! Sííí, comidita fashion (aunque tengo planeada la tira de asado), fácil de hacer, atractiva a los ojos...mejor, imposible.
A esto le agregaría los pulpos, cactus, pajaritos y otros monstruitos que se me ocurran en el camino, pero creo que puede llegar a funcionar.

Ah! Y esto es lo que salió hoy antes de comer. Faltan un par de ajustes (los hice sin ningún patrón, así que son de prueba nomas), pero definitivamente son más fáciles de armar que el verdadero sushi!!!



2 comentarios:

  1. hola, soy tu madre. me encantaron los sushis.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los sushis!!

    Recién descubro tu blog y me encantó! Fijate que me fui hasta la primera entrada y las estoy leyendo todas!! Nos veremos en entradas más actuales por ahora estoy en el 2009 ;)

    Un saludo
    Yulia

    ResponderEliminar