¡Hola! Mi nombre es Yanina, pero prefiero que me digan Yan.

 

Buenas!
Creo que volví. O al menos esa es la intención. Hoy empiezo con algo bastante personal pero que necesitaba sacarme de encima, ¿mostrar?, antes de seguir. 
Y es un intento de volver a ser yo. Verborragica y vehementemente.  A veces.




Ayer soñé con una persona que quise, quiero, mucho. No era mi amiga, no en el sentido de amistad que me enseñaron (eventualmente hablaré de mis problemas con los conceptos de amistad aprendidos). Sólo trabajé para y con  ella un par de años. Y nunca tuve una relación de amigas, era más bien eso, colegas de trabajo, pero yo le tenía (le tengo) mucha estima. Sinceramente, era (¿es?) caprichosa, medio vueltera, insegura…pero al mismo tiempo dulce, con esa mirada medio inocente, como de estar necesitando un abrazo todo el tiempo. Ahora que lo pienso, tal vez demasiado parecida a mi madre…en fin.
Por motivos que aún desconozco en algún momento me dejó de hablar. Sé que se enojó por algo que hice (aunque probablemente haya sido por algo que no hice, que es lo que suelo “no” hacer). Pero nunca me lo dijo directamente. Simplemente no me hablo más, no la vi más. Y yo no la busqué, porque soy yo. 
Y de vez en cuando me cruzo con su trabajo. Y me saca una sonrisa. Me gusta. Me alegro por ella y espero que esté bien, que se sienta querida. 
Y no me pasa con mucha gente eso. O sí, pero no me sale expresarlo, al menos no como veo que las personas lo expresan habitualmente.

Y soné con ella. Soné que ella andaba en una bicicleta al lado mío. Yo caminando, ella en una bicicleta pequeñita (cosa que no sería tan extraño porque ella es cuasi diminuta, de esas personas como muñequitas adorables que uno quiere poner en la mesita de luz) y le contaba las razones por las cuales yo me comportaba como me comportaba. O al menos empezaba a contarle. 
Como todos los sueños que recordamos, lo recuerdo porque mi hija menor, Luisa, me despertó para que la vaya a buscar (en algún momento de la noche/madrugada siempre se pasa a nuestra cama).

En fin.  Eso. Soné con eso. Y me desperté, desayuné, acá estoy escribiendo esto porque lo sentí como una señal de mi cuerpo pidiéndome que cuente que me pasa, quien soy. 
Aunque la realidad es que ya no sé muy bien quién soy. Pero necesito escribirlo, decirlo, intentar ordenarlo acá afuera porque adentro de mi cabeza no entra más nada y se me está cayendo todo de las estanterías y no me dan las manos para atajarlo.

¿Y por qué ahora?
Porque ahora creo que llegué al límite. O que me pasé y necesito parar de caminar para ver dónde estoy parada, entender que está pasando o qué me pasó para llegar a este momento.
Básicamente, siento que me rompí. 
Me siento un robot que ya no sabe su directiva principal, una especie de C3P0 con cara de terror dando vueltas, perdido. Mejor dicho, siento que ya me desarmaron y soy un montón de piezas sueltas y Chewbacca todavía no me encontró y lo necesito para que me vuelva a armar.
Y yo que siempre pensé que era como R2D2, maldita sea. O Data. O algún robot o androide menos paranoico. Pero no, resulta que soy una mezcla entre C3PO y Marvin The Paranoid Android.
Nota: perdón por las referencias. Me resulta fácil explicarme con personajes, pero también sé que son personajes que no necesariamente todo el mundo conoce (aunque deberían, jaja). C3PO, R2D2 y Chewbacca son personajes de Star Wars, Data es de Star Trek y Marvin es de “Hitchhiker's guide to the Galaxy”. Todos robots (menos Chewbacca que es un wookie, una especie de abominable hombre de las nieves de la mitología starwariana).

Y como buen C3P0 paranoico, vivo con miedo. Vivo con el miedo. Todo el tiempo tengo miedo de que todo lo que hay a mi alrededor desaparezca.
Vivo en constante estado de alerta. Nerviosa, tiemblo todo el tiempo, salto cuando me tocan.
Como si todo se fuese a romper, desaparecer, explotar delante de mis ojos, mi cuerpo implosionando. 
Si, sé que no estoy bien. Empecé terapia hace un poco más de 6 meses. 
Tampoco estoy tan mal, pero definitivamente no estoy bien.
Y estos últimos meses, años, no sé cuánto tiempo, todo empeoró.
Ataques de pánico. Ataques de pánico reales. Pensar que te vas a morir, estar segura de que te vas a morir. Pedirle a tu pareja que llame a la ambulancia porque sabes que te vas a morir.
No te morís. Tu corazón se sale del pecho, como en los dibujitos animados. Durante 10 minutos tu corazón se te sale del pecho. Durante 10 minutos sentís que se acabó todo.
Pero después de 10 minutos eternos empieza a bajar. Y empezás a temblar. Como si estuvieses congelada, como si acabases de llorar desconsoladamente durante horas. Todo tu cuerpo tiembla, titiritando. Los dientes, la mandíbula, el cráneo, todo haciendo ruido. Las piernas, los brazos, las manos. Es todo electricidad. Todo sobre cargado. Todo temblando.
El corazón que no sabe qué hacer. La cabeza pérdida entre el terror y la bronca. 
“Perdiste el control. Sos una estúpida, perdiste el control.”  La trampa de la ilusión de tener el control. Tu cuerpo ya no te responde, y la cabeza ya no es tuya. Es todo electricidad y sangre y latidos y no podés controlar nada de eso.
Entonces te dejas llevar. Por agotamiento, por instinto… No, probablemente solo por agotamiento. Dejar de intentar nadar para darle al cuerpo la chance de al menos quedarse flotando. Solo un poco de aire en los pulmones, lo mínimo, pero suficiente para no ahogarse.

Más o menos eso. Todo eso por ahora una sola vez. 
La segunda logré identificar qué se venía esa ola enorme de terror y directamente me dejé llevar. Entonces, en vez de revolcarme mil veces al piso solo pasé por arriba. Con terror, pero sin terminar de hundirme.

Pero el terror sigue, todos los días. Todos los días siento que me puede volver a pasar, que en el momento que algún terror se asome me hunde sin que pueda hacer nada al respecto. Entonces estoy siempre alerta. Como un gato asustado y mojado y desesperado.

Si, también me hice estudios, y los sigo haciendo, buscando razones fisiológicas (porque las siento, siento que mi corazón no funciona bien, pero al mismo tiempo no sé si es mi cabeza que lo siente, que hace que mi corazón no sepa que hacer, o es el corazón, o es todo).
Y sí, soy consciente de que soy un todo y que mi corazón no tiene consciencia propia y todo eso. Pero sale así. Mi cabeza lo resuelve así. Infantilmente mis órganos son seres que conviven en mi cuerpo, todos con carita y consciencia de existencia propia e individual. A veces se llevan genial, otras se quieren matar. Como casi todas las cosas que conviven en un espacio reducido por mucho tiempo.

Además, y tal vez no es menor. O sí, en mi caso “es menor”, pero todavía no sé qué hacer con toda esta información: 
Hace un par de meses mi psicóloga, después de un par de crisis (no de pánico, más bien nerviosas, de ansiedad, o no sé, algo así, no sé cómo nombrar estas cosas, todavía no se me pegó el lenguaje de psicólogo) me preguntó si conocía el termino neurodivergente…y bue. Sí soy.
Neurodivergente dentro del espectro autista. 
Eso soy. O eso es parte de mí. “Condición”.
Y es raro. Porque conozco varias personas dentro del espectro, y siento que decir que yo también estoy ahí es injusto. Lo mío no es nada. Soy una “genia del disfraz”. 
Perdón por anticipado sí estoy hiriendo a alguien con esto que estoy contando. Soy complicada con las palabras, con mi forma de hablar. Hago lo posible por no herir a nadie cuando hablo/escribo, pero a veces no me sé explicar. Y tengo un humor complejo.

¿Y por qué lo cuento “públicamente”?
Primero, porque para mí ustedes no son mi “público”, al menos no desde la idea de un grupo que pasivamente me escucha del otro lado. Son mucho más que eso. A veces son mis compañeras/os de trabajo, a veces son amigas/os con los que puedo hablar de cosas que solo ustedes entienden. Otras veces me dejan los ovarios al plato, pero bueno, son cosas que pasan en casi todos los aspectos de la vida. 
Además, lo cuento es porque no sé qué pensar. Necesito ayuda. Mi psicóloga me está ayudando, mi marido me está ayudando (mucho, a su manera, jaja). 
Pero siento que, si me quedo con esta información solo para mí, mi psicóloga y mi marido, me estoy alejando de todas las personas que de alguna forma u otra están ahí del otro lado alegrándose por mis logros, entendiendo mis broncas, poniendo un hombro para que llore cuando no tengo a nadie más alrededor.
Sí, ustedes. 

Así que eso. Vuelvo a empezar desde acá. Por así decir.
No sé qué van a pensar. Es algo que tampoco puedo, ni quiero, controlar. 
Solo les pido paciencia.  Voy a volver a hablar de tejido (que creo que es lo que me mantuvo relativamente estable hasta ahora), de muñecos, de personajes, de series, de broncas, de quejas. Pero desde acá.

Por el momento voy a evitar hablar de mi condición a modo informativo porque tengo cero autoridad al respecto, cero, cero, cero. Leí mucho, pero solo eso.  Bajo ninguna circunstancia voy a hablar como si supiera algo de esta condición más que lo que me pueda pasar a mí. Que tampoco sé muy bien qué es.
Tal vez les cuente lo que siento, mi manera “particular” de leer la realidad, o lo que es la realidad para la mayoría. 

Porque necesito volver a ser yo. O saber qué soy yo. Ahora soy pedacitos tirados por todos lados.
Así que voy a estar más por acá, más intermitente. Pero más acá donde siento que puedo hablar un poco más. 

Ah, y solo así como “advertencia” para cualquier visitante desprevenido, no voy a ser más un ser neutral que habla de tejido y está disponible 24// para responder dudas. Sin posturas políticas, sin ideas, sin gustos, sin amores u odios. No puedo ser más eso. Lo intenté, pero no puedo, me destruye. 
Y tengo ganas de seguir tejiendo, de seguir disfrutando lo que hago, junto a ustedes, a mi familia (si, la familia cercana que vive bajo mi mismo techo y mi familia lejana, ustedes). Y destruida no me sale. 

Eso.
Gracias por escuchar. Y por estar acá.


Comentarios

  1. Yan! Que ganas de abrazarte! Pero de verdad!
    Gracias por compartir (siempre) tus sentires… no es fácil y realmente te agradezco.
    Siempre encontré una respuesta de tu parte, a veces me prestaste la oreja y otras veces yo te presté mi oreja a vos! Y espero y deseo que así siga siendo… acá estamos y seguiremos estando… compartiendo la vida, las series, películas y el tejido también!
    Te quiero! De verdad… abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Yan!!! Ha sido alucinante leer hoy esto, acabo de pasar la semana pasada por un ataque de pánico (hace mucho no me daban) pero he sentido mía, cada palabra tuya. Gracias por compartir esta parte de tu vida más allá del tejido (que haces increíble y déjame contarte que cuando descubrí tu blog hace años, yo también empezaba con el tejido, sentía que ponías en limpio, el borrador de ideas que tenía en mi cabeza, sobre el tejido; la manera que la gente te ve por solo trabajar en esto, el cuánto cobrar, los derechos sobre la obra, etc) en fin, gracias por compartir, y me animo a darte un "tip/consejo" de alguien que ha pasado por lo mismo, alguna vez leí que los ataques de panic duran 5/10minut aprox y si una ya está consciente de esto puede empezar a decirse, esto: " ya me pasó, se lo que me está pasando, y ya va a pasar" (casi como mantra) y si tienes a la mano limones pues exprime dos en media tacita de agua tibia y tomala toda, es súper, el limón regulariza la presión y es un calmante natural, a mi me ayuda de sobre manera. Te envío un fuerte abrazo dale con todo y nunca dejes de escribir!!! 💪🏻

    ResponderEliminar
  3. Hola Yan!!! Ha sido alucinante leer hoy esto, acabo de pasar la semana pasada por un ataque de pánico (hace mucho no me daban) pero he sentido mía, cada palabra tuya. Gracias por compartir esta parte de tu vida más allá del tejido (que haces increíble y déjame contarte que cuando descubrí tu blog hace años, yo también empezaba con el tejido, sentía que ponías en limpio, el borrador de ideas que tenía en mi cabeza, sobre el tejido; la manera que la gente te ve por solo trabajar en esto, el cuánto cobrar, los derechos sobre la obra, etc) en fin, gracias por compartir, y me animo a darte un "tip/consejo" de alguien que ha pasado por lo mismo, alguna vez leí que los ataques de panic duran 5/10minut aprox y si una ya está consciente de esto puede empezar a decirse, esto: " ya me pasó, se lo que me está pasando, y ya va a pasar" (casi como mantra) y si tienes a la mano limones pues exprime dos en media tacita de agua tibia y tomala toda, es súper, el limón regulariza la presión y es un calmante natural, a mi me ayuda de sobre manera. Te envío un fuerte abrazo dale con todo y nunca dejes de escribir!!! 💪🏻

    ResponderEliminar
  4. Ufff, qué difícil imagino. Hace poco leí el caso de una mujer, española, que recibió el diagnóstico dsp de sus 40 años. Y cómo eso la sacudió y la hizo poner en perspectiva toda su vida, relaciones y mil etcs más, hasta ese momento.
    Ojalá esto te ayude y sea u punto de inflexión para lograr un cambio "positivo"
    Estoy segura de que acá seremos varixs bancando esta nueva etapa

    ResponderEliminar
  5. Hola Yan! Que bueno que te estés ocupando de vos, siempre nos postergamos y en general, cuando el agua rebalsa arrancamos. Más vale tarde que nunca.
    Así que desde este lado te acompaño!
    Creo que ponerle palabras a esas sensaciones tan feas son un buen comienzo.
    Te envío un gran abrazo!
    Nahir

    ResponderEliminar
  6. Te abrazo muy muy fuerte y te mando muchas energías y luz! Ojalá te llegue todo el amor de la gente que te quiere bien..💕 y si te sirve hay un "mantra" que me ayuda en los momentos de desborde, "hoy no es siempre" ... gracias por compartir algo tan íntimo!

    ResponderEliminar
  7. Wow eso se llama catarsis...Hola! No me conoces, sigo tu trabajo, que me encanta. Un día me identifiqué con vos por el tema de las fotos, que decías que no te gustaban, yo soy igual. También me ha pasado de querer definirme...Eso de encontrarse uno mismo es tan real, porque en la vida te pasan muchas cosas, que te obligan a redefinirte. Es una búsqueda personal, no hay manual sobre qué hacer en cada momento de ella. Uno improvisa sobre la marcha, es ensayo y error. Mi humilde consejo, es que no pienses tanto y vivas más. Es algo que a veces me digo a mi misma. Disfruta de los pequeños momentos por que la vida es muy fugaz. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un abrazo Yan, el paso más difícil ya lo has dado y es reconocer que necesitas apoyo de un profesional. En este mundo nos hemos olvidado por completo de la salud mental, yo hasta el momento no puedo ni pensar en ir por ayuda profesional por el que dirán, porque no me hallo contando mis cosas más íntimas a alguien que no conozco y a la que no le tengo confianza y pr eso yo te Aplaudo.
    Aquí estamos para ti, un abrazo grande

    ResponderEliminar
  9. Arriba! Mucha fuerza! Descargar, exteriorizar, de la manera que te salga te va a ayudar.
    Te mando un abrazo desde Uruguay.

    ResponderEliminar
  10. Sólo ofrecerte mi "escucha" de este lado y agradecerte por abrir estas reflexiones, palabras, sentires. Amo lo que haces en el tejido, creo que sos una de las personas más creativas que conozco y ojalá el tejido siga ayudándote, como creo que hace siempre, a equilibrarnos ante tanto ruido externo. Soy Cecilia

    ResponderEliminar
  11. Gracias por compartir esto Yan…al final…vos sabes: todo se acomoda…respira, todo va a estar bien. ferroayalen@gmail.com

    ResponderEliminar
  12. Yan, contigo de aquí al infinito y más allá, gracias por este artículo. Me siento aún más cerca, desde aquí te envío empatía y amor 😍

    ResponderEliminar
  13. Yan , leí todo lo que escribiste, decir que te entiendo sería ser hipócrita porque nadie está en el cuerpo de otra persona para decir " se lo que sentís".Pero puede decirte que yo pase más o menos por lo mismo en tres estapas de mi vida.....y ahora con 52 años y más vivida he llegado a la conclusión que la mayoría de las personas compartimos alguna experiencia así, porque es parte del proceso .... Es como que todo se enreda cómo que no podés organizar cuerpo, mente espacio y eso es perder el eje.
    Yo al menos con terapias diferentes porque no solo es un psicólogo quien puede ayudar, sino que hay seres de luz maravillosos en la vida con quién te cruzas que te guían para encontrarte , si encontrarte y el final es que vuelves al eje .... Y despues sigue viviendo pero con miradasy prioridades diferentes, en cuanto a tu forma de hacerlo , me parece fantástico todos los hacemos de distintas maneras, pero siempre arrojando " para afuera todo " porque es la manera de renacer !!!!!sigue haciéndolo te seguiré leyendo , con cariño yo

    ResponderEliminar
  14. Abrazo, abrazo enorme Yan, al alma, para evitar el contacto (ja), te entiendo horrores, tengo depresión y también muchas veces no sé cómo comenzar el día, no es fácil, pero paso a paso, cómo cuando aprendes a caminar, se va viviendo en mí caso por lo menos sin esa angustia que te oprime el pecho y hasta que no tenes taquicardia no para, mis hijos (ya grandes) ayudan y mí compañero sin dudas. Otra vez abrazo, abrazo enorme y acá estamos siempre

    ResponderEliminar
  15. Te felicito por contar tu sentir, y por volver a este espacio que se nota que te sienta bien,Muchas gracias!!
    Porque disfruto mucho de leerte, ya se escribiendo de tejido, vida real o lo que sea😁

    ResponderEliminar
  16. esto solo me deja comentar como anónimo y si lo fuera por lo menos sería anónima. soy mariaclah, te sigo y admiro, te sostengo en tu lucha y verdades. gracias por tus palabras SIEMPRE, reconfortan y me llenan de ánimo. te admiro profundamente y me alegra tantísimo que no seas nada sino tú. te aprecio mucho espero algún día poder tomarnos un café!!! con admiración siemrpe, Maria

    ResponderEliminar
  17. Te acompaño desde aquí.. leyendote.. escuchandote.. No importa el tiempo que te lleve, lo importante es que te sientas y quieras Ser Vos.. con tu humor, tus estados de ánimo, tus muñecos y todo todito lo que te haga sentir-te "bien".. 🌈🌈🌈

    ResponderEliminar
  18. Te abrazo fuerte! Yo soy fan de ver lo que hacés, es un oasis en las redes. Creo que lo mejor que podés hacer es ser vos misma. Odio las redes que tergiversan y maquillan todo. Por más autenticidad. Beso fuerte y ojalá no tengas más ataques que suenan espantosos

    ResponderEliminar
  19. Cuánta información Yan! Pasaste y pasas por muchas cosas, mucha información que procesar, mucho trabajo que terminar (o al menos creo que es un montón de trabajo terminar un libro, personajes, etc).. y como siempre cuando uno hace lo que le gusta le pone el cuerpo, el corazón y se lleva las energías de uno lo queramos o no.
    Espero que de a poco vayas juntando esas piezas de vos y te vayas sintiendo vos misma (y quién te dice que te rearmas cómo R2D2 jajaj).. Mientras tanto te abrazo y mando buena energía en ese proceso de volver a ser vos.. saludos!

    ResponderEliminar
  20. Hola Yan! Sólo quería decirte que te abrazo fuerte. Creo que a tod@s nos pasa un poco eso, no saber más quién somos o cómo mostrarnos frente a otros. Algunos con una condición diagnosticada y otros sin. Nos olvidamos de nosotros y hacemos cosas por inercia o porque "hay que hacerlo asi". Hace poco me cansé también de esto y me alejé un poco de las redes (de publicar, sigo entrando para chusmear lo que me gusta!). Deje de exigirme tanto y estoy empezando a disfrutar, o al menos intentándolo. Todo esto va a pasar, nos vamos a reencontrar de algún modo con nuestro yo y a la gilada ni cabida, jajaja.
    Beso grande!!!

    ResponderEliminar
  21. Eres tan especial ! Te mando un super abrazo y sé que vas a conseguirlo todo. Un beso enorme ❤️

    @silarwool

    ResponderEliminar
  22. Que bonito haber compartido esto. Adoro tu blog, IG es como muy rápido , no sé cómo explicarlo. Ánimo y fuerza 💪🏼 , todo mejora poco a poco

    ResponderEliminar
  23. Hola Yan! Te abrazo fuerte y gracias por compartir con nosotros y ser tan sincera y auténtica. Beso grande!

    ResponderEliminar
  24. Hola Yan !!!! Que fuerte lo que escribiste y que importante es poder poner en palabras lo que estás pasando para comenzar a sanar. Desde acá te envío un abrazo enorme y espero que día a día a vayas saliendo a flote, por vos y por esas familia que te acompaña. Hasta Pronto 💓

    ResponderEliminar
  25. Yan, me sumo a darte un abrazo muy fuerte... Me sentí muy identificada con mucho de lo que contaste (termine en una guardia porque me moría).
    Me encanta leerte en tus opiniones y no solo de tejido. Es más, además de tus personajes, quiero leer lo que tenés para decir. Tu punto de vista siempre me hace pensar más.
    Como canta la hinchada, yo te sigo a todas partes donde vas!

    ResponderEliminar
  26. Un abrazo enorme, 🤗 😊 😘
    Como siempre es un placer leer todo lo que publicas y cuanto de lo que contas nos pasa a todes.
    Saludos muy afectuosos de mi parte y mi hija Abril

    ResponderEliminar
  27. Yan! Una humana tejedora con características de personajes de star w. 🤪 Se agradece. 🤪Ya me parece que lo políticamente correcto ya hartó a muchas personas y es fantástico ver lo que hace y siente una persona real. Te abrazo!

    ResponderEliminar
  28. Creo que las circunstancias de los últimos dos años nos ha detonado a todos ( la pandemia, el aumento de la violencia, el alto costo de la vida, ) y es cierto cada situación en diferente pero no por eso minimizó la tuya y te felicito por hablarlo, eso ayuda muchísimo. Un día a la vez una cosa primero y otra después y está de acuerdo con un versículo de la Biblia que me gusta mucho. ( Mt.6:34)

    ResponderEliminar
  29. luisa.antillon.vidal@gmail.com19 de agosto de 2022, 3:31

    Te mando un abrazo enorme desde México vas a estar bien Yan y primero Dios siempre piensa que aún el peor de los días solo dura 24 hrs. Y puedes hacer frente a cualquier tormenta de la vida por la que estés pasando si te eefigias en un lugar seguro y lo estás haciendo bien: atención médica tu familia tus amigos que te leen te conocen o otros que aman tu trabajo y por eso existe un lazo indestructible. Hablarlo te ayuda y te felicito por hacerlo. Un día a la vez ( .6:27,34)

    ResponderEliminar
  30. Hola Yan!! Te abrazo fuerte fuerte... Gracias por compartir con nosotr@s todo esto... Emocionada de que hayas vuelto a este espacio y con tan sentidas palabras!! Tod@s pasamos por un momento C3PO en la vida!! Espero puedas rearmarte, reencontrarte,... Acá estamos para seguir leyendote, bancando, compartiendo con vos!! ♥️

    ResponderEliminar
  31. Feliz de verte de vuelta. Hazlo a tu manera. 🥲 ❤️

    ResponderEliminar
  32. Yan desde acá te abrazo muy fuerte con todo mi corazón

    ResponderEliminar
  33. Yan, te quiero desde siempre , gracias por compartir tu universo personal, este es tu espacio ,los que estamos aca, disfrutamos leerte y conocerte a traves de tus escritos y tu perspectiva de la vida, eso te hace única e irrepetible, muchas gracias por hacernos parte🥰💗🌷

    ResponderEliminar
  34. Son las tres de la mañana, y cuando empece a leer tu artículo, hubo un momento q crei estar soñando y q en mi sueño yo había escrito lo q me paso con una nueva compañera. Me costo darme cuenta q no era mi historia. Porque hasta el más pequeño detalle coincide. Incluso lo de tú madre. Me has hecho pensar. Y me gusta mucho como te expresas. Cuentes lo q cuentes, seguro q será interesante. Un besazo de una seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  35. Yan, abrazo inmenso a la distancia. Es una alegría/orgullo tan grande leerte como "familia a la distancia". Acá estaremos para tus fotos, tus no comentarios, tus muñecos, tus broncas y tus ovarios al plato. PD: ¡amo tus referencias a StarWars!

    ResponderEliminar
  36. 💐💐eres grande 🌞

    ResponderEliminar
  37. Gracias por este post Yan. Para mí sos una artista y el tejido es tu medio para expresarlo. Me gusta leerte, uno no se siente tan "raro" y solo en este mundo. Te agradezco por tus palabras y te abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  38. Gracias Yan por ser tan honesta! Honesta con quién sos, qué sentís, que sucede en este momento de tu vida. Siempre es un placer leerte, porque todo lo que decís es sumamente genuino. Y estoy segura que tenés una gran comunidad que no sólo admira tu trabajo único y hermoso, sino también la persona única y maravillosa que sos! Gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
  39. Yan gracias a vos por confiar en nosotras y por conpartir.Acá estámos para leerte, escucharte , te mando un abrazo y a seguir ❤💪😍.Todo se acomoda🙏🌈

    ResponderEliminar
  40. Que interesante y qué capacidad de poder poner en palabras tus sensaciones, tus pensamientos y tu ser entero…que valiente! Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  41. La humana Yan. Espero que te vaya muy bien en tu integración. Eres todo un personaje y tienes una familia que te quiere un montón. Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
  42. Olá Yan! Você foi muito corajosa e já deu um passo enorme ao procurar ajuda psicológica e tornar pública a sua condição. Isso com certeza ajuda outras pessoas que passam por algo parecido. Queria deixar o meu abraço, que você sinta o quanto é querida aqui pela sua "colega de trabalho ". Você tem filhas lindas, filho e marido, e este será o seu combustível e sua força. Acredite, tudo vai melhorar! Que você possa entender a sua condição e saber lidar com ela da melhor maneira possível. Mandando boas energias e todo carinho ❤️
    Viviane, Brincar de Croche

    ResponderEliminar
  43. Gracias por abrirte y compartir cómo te sentis. No siempre estamos bien y por lo general es cuando mas nos cuesta contar. Aca estamos para lo que necesites y te mando un abrazo grande!

    ResponderEliminar
  44. Te admiro.aun más...soy mama de una persona con Condición del Espectro ...Agustín tiene 20 años ...te abrazo con todo mi.corazon

    ResponderEliminar
  45. Soy María Luz Daniel....Te abrazo con todo mi.corazon ...Nuestra familia esta atravesada porla.Condicion del Espectro Autista...Agustín No es una persona Neuroripica ....Es una persona llena de amor ..llena de vida ..Agustín tiene 20 años......Besos y más Besos

    ResponderEliminar
  46. Honestidad, es el cartel que tiene tu forma de contar, de contarlo. Ahora en mi vejez viruela vivo esos ataques de " algo" que no logro definir bien... transitarlo tejiendo me salva, y mi niño mas peque lo vivió desde jardín hasta 2do grado. Superarlo, transitarlo, solo sabemos que hay que soltarlo. Bastian sus muñecos y yo Te adoramos, muyy mucho, muyyy fuerte aunque sea en las palabras de cariño estaremos a tu lado. También saber que hay gente horrenda que nos lleva a esos caminos sinuosos ( hay que dejarla en alguna curva de la ruta). Vamos que podemos!
    Andre y Bastu, parte de Tu banda.

    ResponderEliminar
  47. Hola, me llegó mucho tu frase de ser una genia del disfraz
    .. desde niña he sido diferente, he leído mucho... gracias por compartir

    ResponderEliminar

Publicar un comentario