miércoles, 15 de abril de 2015

El libro ya (casi) está!!!

Si les digo que pasé de la ansiedad saltarina de felicidad al pánico me arranco los pelos, me creen?
Hasta hace un par de días era pura ansiedad, pero casi que no pensaba en todo esto. Me la pasé ordenando y lavando quilos de ropa todo el fin de semana (después de un mes y medio de viaje, calculen unas 6 tandas, más las que ya había dejado en casa..pero eso es cuento para el próximo post!)
El tema es que hasta hace un par de días la idea del libro parecía solo eso, una idea. Una idea que costó mucho tiempo. 
Muchísimo. Más de un año de producción y unos 6 de creación (el tiempo que tiene PicaPau en este mundo).

Y ahora ya casi está.
Casi por poco tiempo, porque ya está en imprenta, ya se está haciendo papel y tinta.
Casi porque salió la pre venta (cosa que supongo inventaron para gente tan ansiosa como yo). Y el libro ya tiene precio. Y hay hermosas personas que confían mucho en mi que ya lo compraron. Y hay pánico.
Porque la idea se hace libro, y ese libro llega a personas que espero entiendan la idea. Terror.
Porque es la primera vez que hago algo donde no soy la única involucrada. Hasta ahora, nunca nadie había “invertido” en mi. Hasta ahora había sido solo yo. Yo tejiendo, yo escribiendo, yo ganando, yo perdiendo. Bueno, yo y mi familia. Pero yo a ellos les hago la comida, les lavo la ropa y les limpió el baño todos los días (con hijo adolescente incluido)

Y ahora hay muchas personas que confiaron en mi e invirtieron mucho dinero y tiempo para que esta idea se haga realidad. Primera vez para mi, primera vez para la novísima editorial Monoblock; que hace siglos produce los mejores cuadernos, pero soy su primer libro. Miedo? No...
Ah! Y les conté que esta increíble pareja de genios atrás de Monoblock trabaja con artistas de la talla de Liniers, Tute, Lunik, etc. Presión, pánico? Para nada.

Y no es que no lo esté disfrutando. Cada vez que leo un mensaje, comentario o correo de toda la gente que me apoya con esta hermosa locura me duelen las mejillas de tanto sonreír (y Juana no entiende nada y sonríe conmigo).
Pero necesitaba contarles que los de este lado también tenemos mucho miedo cuando nos mandamos con alguna de estas travesías de locos. Que no salen de la nada, que son mucho más “hechas a sangre, sudor y pulmón” de lo que parece. Que producir en este bello país es súper complejo (y absurdamente caro!) y se necesita mucho amor y voluntad de por medio para que la idea se haga realidad. 

Pero como los quiero mucho mucho, prometo que, cuando baje un poco de esta montaña rusa de emociones, voy a escribir algo que hable un poco más de todo este increíble proceso. Y tal vez los anime a embarcarse en sus propias aventuras de locos. Y sea más “positiva”, como quiere mi editora, jajaja.

Por el momento, no sé como agradecerles todo el cariño y el apoyo. Son lo mejor de lo mejor.



Producción del paso a paso, en el living de casa. Yoda presente, siempre.


Y la producción en las oficinas de Monoblock. Muchos recortes, mucho tejido, mucha paciencia y toneladas de cinta de papel.


Y así va quedando el producto terminado!








Como ya les conté antes, ya salió la pre venta del libro en Monoblock!
Click aquí para ir a la página :)

Besos enormes y mil gracias por la paciencia, el aguante y la buena onda de siempre!

Yan