jueves, 28 de enero de 2010

calor, color y una godzila

Definitivamente no tiene mucho sentido de que me queje del día, esta hermoso, pero se pasó un poquito con el calor... es el problema de nuestras latitudes, entre el verano y el invierno tenemos variaciones de 40 grados... no hay placard que aguante!!!
Como no tengo aire acondicionado, ni pileta, no me queda más que prender el ventilador (que hace un ruido infernal) y tomar mucha agua fría. Alerta naranja le dicen por estos pagos, una nueva, nunca la había escuchado... se ve que a nuestro pueblo le gusta esto de sentirse que siempre estamos ante algún tipo de emergencia. Un muy buen amigo me decía el otro día que los noticieros siempre pasan las noticias como si estas fuesen a decidir el destino de la humanidad, y a nosotros nos encanta sentir que todo, absolutamente todo, es cuestión de vida o muerte. O sea, convengamos que el calor es sofocante, que la gente mayor y los niños la sufren demasiado... pero todos los años son exactamente iguales!!! Ya todos sabemos que tenemos y que no tenemos que hacer cuando hace calor!!!

Bueno, eso fue una pequeña descarga, producto del calor (cuac)...

Y del calor al color hay tres vocales (cuac de nuevo, es el calor, lo dijo el noticiero), y como les dije en el post anterior, estas dos semanas de vacaciones no tejí casi nada, pero me compré un par de hilos más como para inspirarme. Tengo una fascinación con los colores de los hilados, lo cual es raro siendo que soy alguien que no disfruta demasiado colorear (mis dibujos suelen ser en negro, mis grabados también, y soy horrible pintando)... pero con los hilos y las lanas me vuelvo loca, me imagino todo lo que se podría hacer con ellos... delirando de nuevo, es el calor.








Ahora, cuando llegué a Buenos Aires, me acordé que tenía que tejer algunas cosillas más para llevar a Tienda Palacio (espero que hayan gustado!!!)y como tenía un ovillote de verde y en la tienda ya hay alguien que teje cactus no sabía que hacer con el... sapos, lagartijas, monstruos.... siiii, una godzila!!! jajaja. Bueno, no estaba muy planeada (como casi todo en esta vida) y salió algo así. Con el cuerpo de Rodolfo, cresta, una sonrisa enorme (que según mi novio no se ve bien, pero salió así la pobre)... es simpaticona, y se llama Priscila (Priscila-Godzila... el calor, el calor). Iba a tener otro nombre, pero después me di cuenta que era el de la novia del padre de mi hijo, y no sé si quedaba bien que llamara así a un monstruo verde... así que terminó siendo Priscila nomas.


Ah, me olvidaba, hay mucha gente que me pregunta por los patrones y todo eso. El tema es que yo tengo un par en venta en Etsy, y no me parece justo transmitir gratuitamente esos cuando hay gente que pagó por usarlos. Lo que si puedo hacer es ayudarlos con los problemas que tienen a la hora de tejerlos, o como sacar ideas, no sé. Y obvio que de vez en cuando no tengo problema en publicar alguno.
Perdón, me gustaría que las cosas fuesen diferente, pero de algo tengo que vivir, y por ahora esto es lo único que tengo. Cuando me aburra y me dedique a otra cosa, prometo publicar todos los patrones que hice hasta ahora.

Besos, y tomen mucho líquido.

lunes, 25 de enero de 2010

Volví!!!!

Se me terminaron las vacaciones....ufa... Les cuento que me fui con mis dos amores a Uruguay. Hermoso país que suelo visitar cuando puedo, totalmente recomendable para aquellos que gustan del mar, las sierras, la tranquilidad, y el dulce de leche conaprole!!!

La verdad es que, aunque me llevé una mochila con un kilos de hilos, agujas, y otros menesteres, tejí poco y nada. También pensaba dibujar... nada. Resumen del día a día: playa, comida, siesta, playa, comida.

Así que ni bien llegué me puse a terminar un par de cosas atrasadas...




con mi hijo en Colonia... hermosa, hermosa ciudad
con mi gordotote en punta del diablo



Y acá tán!! Este es gatito, un pedido super atrasado que terminé hoy...

Y esta es coneja número 2... necesita nombre, así que se aceptan sugestiones..


Y...nada, la verdad es que buenos aires está demasiado caluroso, yo no tengo aire y el ventilador hace demasiado ruido, básicamente, mi cerebro se está cocinando, así que perdón por la falta de inspiración...
besos

se aceptan invitaciones a casas con aires más fresquitos

viernes, 1 de enero de 2010

nuevos amigos

Habitualmente, los fines de año no suelen ser tan estresantes para mi: no trabajo en ninguna oficina ni tengo que cerrar cuentas o proyectos, de hecho, no trabajo para nadie, no soy de festejar a lo grande las fiestas, no tengo muchos familiares a quien visitar y, aunque los tuviera, creo que tampoco lo haría (sí, soy el Grinch)... básicamente, nada fuera de lo habitual, sólo el problema de quedarme sin toallitas justo el 1 de enero y que todo este cerrado....
Pero no, este año fue diferente. Me propuse, de una vez por todas, mostrar lo mío más allá del reino virtual de la internechi. Y me animé a llevarle mis cosas a una tienda de "cosas locas", muy cool, muy de diseño y todo eso (ahhh, reniego de la gente que consume esas cosas, pero son taannn lindas... falta la plata...). Tejí un par más de amigurumis, chiquititos, porque quería llegar antes de fin de año, dibujé a mis amigos e imprimí, muy casero, tarjetitas. Y me fui con mi hermano un martes por la tarde para los pago palermianos. ¡Oh, no contábamos con el tránsito de capital a fin de año!, y todo eso del dakar en la 9 de Julio y que se yo cuantas cosas más. Cuestión que mi hermano, tan paciente como yo, se hartó después de avanzar tres cuadras en quince minutos y dio la media vuelta... buuuu, todo bien, era un desastre, pero yo me tuve tragar toda mi ansiedad y esperar un día más (estoy pasando por alto que esto de llevarlos a esta tienda venía desde junio).
Miércoles tipo dos y media de la tarde estaba de nuevo en el auto con mi hermano rumbo a capital (otra aclaración, tengo 29 años y todavía no sé manejar). Armados de más paciencia y con más nervios que el día anterior, después de dar mil vueltas (capital tiene calles cerradas por todos lados) llegamos a la calle Honduras, y todavía no sabía cual iba a ser el precio de mis amigurumis!!!
Tartamudeé, me paré raro, dí vueltas, me olvidé de todo, se me cayó todo, pero en fin, hay 9 amigurumis esperando hogar. Feliz, feliz, muy ansiosa también, mi estómago agradecido.

Y dentro de estos amigos apareció este diablito/cabrito/mini hellboy/miny sully (mi hijo dice que se parece al personaje de Mosters Inc). Es mini como los conejitos, y ahora tiene una novia en color rosa, y no sé, ya escribí demasiado... necesitaba explayarme... y todavía me quedan tantas cosas, pero es tarde y mi niño mañana me despierta temprano!!!



Y feliz año y todo eso. Y esto va para los argentinos: no esperen demasiado que después nos frustramos, pero pongamos media pila porque no podemos vivir quejándonos y no hacer nada al respecto, la culpa no siempre la tiene el otro.

Para el resto del mundo, sean felices siempre, sin importar la fecha del año.