martes, 29 de septiembre de 2009

emma

Hola!!! Ayer terminé la fulanita, bah, en realidad la terminé el domingo, pero ayer le bordé el nombre de la beba que la recibirá en sus brazos: Emma. Intenté bordárselo en el vestidito, pero me quedaba horrible... así que opte por el método Toy Story y se lo bordé en los piecitos. Quedó bonito.

Pero, como siempre, estoy bastante atrasada con los otros pedidos. No son muchos, pero ya los tendría que haber terminado.
También me ofrecieron hacerlos como souvenir, pero me parece que me resultaría imposible, sumado al hecho de que no soy muy partidaria de repetir el mismo bicho quichicientas veces.

Y hace unos días puse mi primer patrón a la venta en Etsy.com.... pero todavía nada....buuu. Jejeje, todo bien, si no se venden, solo perdí 20 centavos de dólar (tal vez mi ego haya salido un poco herido). Pero no me voy a dar por vencida. Pondré un par más y veremos que pasa.
El tema es que ahora tengo muchas ganas de tejer a dos agujas y la espalda me está matando. Ayer tuve que tomar analgésicos y hoy creo que voy por el mismo camino. Los viajes en colectivo, las sillas de mi casa, mi postura de trabajo, la incomodidad de las instalaciones de mi facultad, nada coopera para que esto se solucione. La mejor salida sería, obviamente, que yo me relaje y mejore mi postura. Por ahora optaré por la salida rápida (y cara) e iré a mi kinesióloga amiga a que me ajuste un par de vertebras.

Sí, tendría que ir a yoga o algo así, pero no sé si podría relajarme tanto. Aunque como ando en camino de probar cosas raras (sigo con la psicóloga, no es poca cosa) tal vez le de una oportunidad.

Ahora los dejo porque tengo que ir a terminar la bolsita de Emma, la fulanita, y después rumbear para Puerto Madero a entregar a la señorita. Ah, y tal vez me salga otro trabajito pero, por las dudas, se los cuento más tarde, así no lo quemo, jeje.

Besos

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Muchos pedidos, muchas ideas, poquísimo tiempo

Hola!!! Hace mucho que no escribo y tenía muchas ganas de hacerlo!!! La verdad es que la semana pasada retomé la facu (la carrera de artes visuales que había abandonado hace tres años) y me quedé sin tiempo. Estoy cursando solo tres materias (que me quedaron colgadas del primer año), pero tengo mucho tiempo de viaje y, lamentablemente, se hace imposible aprovecharlas para crochetear (el transporte público argentino se caracteriza por asemejarse a los camiones de ganado). Por lo menos se puede leer...

Esta nueva amiga que les presento hoy es a pedido. Se podría decir que el patrón es original, porque lo estoy inventando en el momento (y está vez aprendí la lección: lo estoy anotando!!!), pero el diseño de la muñeca es de unos personajes que se llaman Fulanitos. No sé quién los hace ni de dónde son, pero parece que son bastantes conocidas y tienen mucho merchandasing.
No es algo que yo haría (no soy muy fan de este tipo de muñecas) pero fue un pedido específico para una beba que cumple un año en octubre y el motivo de la fiesta son estos personajitos.
Dentro de todo, está quedando linda y fue menos complicada de lo que pensaba. Un poco de maña nomas.

Pero parece que a todos se les dio por pedir este tipo de cosas, porque el próximo es una versión de los animalitos de Littlest Pet Shop. Admito que son adorables, pero me preocupan los ojotes,vamos a ver cómo me las arreglo. Encima el que lo pide está bastante apurado!!! (regalo para novia, jeje).




Si tienen ganas de ver las originales, están en http://www.fulanitos.com.






Bueno, tengo que volver a las agujas porque en un rato salgo para la facu...
Besos.

lunes, 14 de septiembre de 2009

el trabajo hace al oficio...

Allá por mayo (y ahora parece tanto tiempo...) empecé con esto de los amigurumis. Como ya he mencionado, no tenía nada que hacer, me gustaba tejer al crochet pero no sabía qué hacer...y me encontré con estos bichitos que tanta alegría me han traído. Uno de los primeros fue este tigre. No fue pensado como tal, de hecho, le pregunté a mi hijo a qué se parecía y el me tiró la idea. Y salió simpático nomas. En su momento me sentí super orgullosa, y eso es lo que vale!!, pero ahora lo veo con todas sus imperfecciones y me impresiona cuanto se aprende con la práctica. Lo que es genial, no solo con respecto a tejer, sino con todo lo que se hace en vida. El trabajo hace al oficio... y el oficio hace al maestro. No digo que algún día llegue a ese punto, pero definitivamente no voy a dejar de practicar...
Y tal vez no noten tanta diferencia, pero este lo hice hace un par de días, y me mato ver como no me salía igual!!! Es que mi punto ha ido cambiando, se hizo más parejo y cerradito.
Conclusión: supongo que sería muy bueno tener esa actitud con todo. Mañana retomo mis clases de artes visuales en el IUNA con otra actitud, la del trabajo. Cuando empecé la carrera, hace unos siete años (después la dejaría en stand by por tres...) pensaba que iba a ser mucho más fácil. Y no es que me costará, pero los resultados no eran lo que YO quería. Y recalco el yo porque los profes y compañeros me felicitaban por lo que hacía, pero a mi no me terminaba de convencer. Ahora me doy cuenta que era demasiado vaga, que yo tenía algo en mente que no salía en el primer intento, pero como era bueno para el resto, lo dejaba ahí. Y era algo más, yo buscaba algo más. Me faltaba el trabajo, las horas que uno tiene que dedicarle, tomar conciencia que genio no se nace (salvo unos pocos, según la historia).
Y todo esto gracias al crochet y un tigrecito!!!!



Y bueno, veremos si puedo continuar con esa idea en la cabeza (suelo pensar mucho y hacer poco). Por ahora, los dejo con dos amigos que les había mostrado a medio terminar. Primero, Catito con Rodolfo, que se han hecho muy amigos y piensan conquistar alguna tienda de Palermo o San Telmo. Ah! Son chiquitos, aclaro porque mi hermano pensó que eran bastante más grandes. No miden más de 12 cm.



jueves, 3 de septiembre de 2009

catito y rodolfo

Terminé a catito hace unos cuantos días, pero no tuve tiempo de subir nada porque Momo (mi gato) estuvo bastante enfermito y tenía que llevarlo al veterinario todos los días. Ya está mejor y el sábado parece que le dan de alta. El tema es que él ya se siente mejor y lo único que quiere es salir a disfrutar la noche...coitadinho!!!
El resto bien, lástima el clima horrible que estamos teniendo en Buenos Aires, una versión trucha de Londres: frío, humedad, lloviznita, realmente horrible. Y ya estoy cansada de estar encerrada!!! Quiero que llegue la primavera!!!
Tal vez por eso la fotito de catito, tomando la poca luz que entra por la ventana...ahhh, este clima me pone triste y no sé porqué.
Intente hacer otro para sacarle el patrón y me quedo horrible, bah, medio deforme (eso me pasó por no mirar el original). Me gusta como le quedo la carita, así que tendré que destejerlo.

Y ayer me puse a hacer este conejo, Rodolfo. Esta vez, en vez de comenzar por las patitas fui al revés. Creo que me gusta más, pero todavía no me decido. Como tampoco me decidía dónde ponerle las orejas!!! Ya se las ubique, pero no le saque la foto, jaja.
Ahora, mi problema es que estoy segura de que este conejo lo tengo visto. O sea, el patrón lo inventé en el momento, pero estoy segura de que estoy robando inconscientemente un personaje y no sé cuál es. Si alguien sabe, por favor que me diga.

Bueno, voy a llevar a mi hijo a la cama que mañana tiene cole. Y ya no soporto más Disney Channel...