miércoles, 26 de agosto de 2009

otros proyectos, otros amigurumis

Esta última semana no hice practicamente nada. Tengo que terminar otro pedido pero estoy bastante vaga. Además, esto de empezar con psicólogo me tiene algo movilizada, por lo que me paso la mayor parte del día pensando. Lo copado es que me pidió una autobiografía y me está gustando escribirla, el problema es que creo que estoy detallando demasiado (ya escribí tres hojas y recién voy por los 8 años!!!).
Por otro lado estuve viendo (junto con mi novio, que está muy interesado en el tema, alma de empresario) como vender en Etsy, que es una página yanqui que vende handmade. La idea no es vender los amigurumis hechos (al menos hasta que vea como hacer los envíos sin gastar una fortuna) sino los patrones. Se venden bastante bien y tengo dos compatriotas haciendo eso...y venden bastante. Lógicamente, implica que me ponga a escribir los patrones...ah, soy demasiado vaga!!!
También empecé a tejer algunos bichos raros, saliendo un poco del amigurumi básico (el circulito eterno). Todavía no estoy completamente conforme con los resultados, pero son de prueba.

Este es un gatito que empecé por las patitas. Me encanta como queda la carita. Tal vez no llame mucho la atención, pero me gusta bastante el estilo.


No sé si le voy a poner brazitos, por ahora estoy con las orejas y una cola bien larga


El otro engendro es un mostruito. El diseño no es tan original. Hay mil muñecos de tela más o menos del estilo. Pero la idea es hacerlos al crochet, de esos no vi tantos, y quedan muy simpaticones (a mi hijo le encantó!!). Probé haciéndole una cola pero no me convenció. Ahora voy a ver si le pongo un par de brazos porque no es demasiado estable.

Pero lo más notable de la semana es que rescate algunas muñecas que tenía olvidadas en una bolsa (además de tres pequeños ponys, de los originales de los 80, a los cuales lave con crema de enjuague!!!). Esta es Emilia, el personaje de los cuentos de O sítio de Picapau Amarelo. Es tan vieja como yo, y aunque en la foto parezca algo creepy es muy tierna.(está colgada en la soga después del baño, aunque no se seca más!!!). La pobre quedó sin vestido. Ni siquiera recuerdo como era, así que me voy a poner a buscar alguna imagen para volver a hacérselo. No soy muy buena cosiendo, pero de última se lo haré al crochet.

Y esta es Heidi. Inolvidable compañera de nuestra infancia, que me acabó de enterar es un personaje de un cuento suizo (http://es.wikipedia.org/wiki/Heidi) inmortalizado por los genios en animé Isao Takahata y Hayao Miyazaki (el groso creador de Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro, entre otras maravillas). Otra muñeca que perdió sus atuendos por el camino. Hasta ahora tenía un intento de vestido rojo que tejí al crochet hace mil y que tuve que tirar porque las polillas se lo habían masticado (las polillas mastican???). Lo que me deja contenta es que la muñeca tampoco se para bien, tal vez no tendría que preocuparme tanto por los mios entonces, jaja.
Espero para la próxima tener más cosas lindas que mostrar. Si alguien quiere algún patrón, pregunte ahora antes de que los tengan que comprar!!!

miércoles, 19 de agosto de 2009

con ganas de sushi

Después de una corta noche y de levantarme muy temprano sin sentido (mi alumna de português me canceló a último momento) me puse a ordenar un poco las cosas de crochet. Obviamente me aburrí antes de empezar. Entonces terminé de ver una pelí mientras ovillaba una madeja y pensaba que hacer con una nueva propuesta que yo misma me generé: ayer, entre una cosa y otra, me animé a mandarle lo que estaba haciendo a una tienda que tiene sede en los barrios de Palermo y San Telmo, de esas que venden todo tipo de cosas para gente cool que no sabe donde gastar su dinero (yo necesito vivir de esa gente, así que todo mi respeto hacia ellos). Como generalmente nadie responde, no le dí mucha bola... pero a los pocos minutos me habían contestado... les gusto!!! Me propusieron venderlos en los locales a consignación. "Buenísmo", pensé... Más que contenta, contacté a mi hermano para que me hiciera algo con la gráfica y el packaging y le mandé mensajito a Goros (mi novio) para contarle las buenas nuevas... buuu, a las dos horas me contestó y me tiró todo el negocio abajo: que no me convenía porque sacaban demasiado (los cobrarían a más del doble de lo que se los vendo) y bla, bla, bla. Sí, siempre se gana más vendiéndolos en mano, pero el tema es la circulación. Digamos que estaría pagando por la publicidad.
Ahora bien, definitivamente los amigurumis muy grandes serían imposibles de vender a esos precios, creo (nunca se sabe en este país, los precios son un absurdo y no tienen relación con nada), pero serían como $200!!! (pensándolo en dolares no es tanto, pero que se yo). El tema es que seguí pensando la forma de hacerlo más rentable: cosas chiquitas o no muy complejas, que se puedan vender a bajo costo, me haga publicidad y no me quite demasiadas horas...
Tarán!!! Sushi!!! Sííí, comidita fashion (aunque tengo planeada la tira de asado), fácil de hacer, atractiva a los ojos...mejor, imposible.
A esto le agregaría los pulpos, cactus, pajaritos y otros monstruitos que se me ocurran en el camino, pero creo que puede llegar a funcionar.

Ah! Y esto es lo que salió hoy antes de comer. Faltan un par de ajustes (los hice sin ningún patrón, así que son de prueba nomas), pero definitivamente son más fáciles de armar que el verdadero sushi!!!



domingo, 16 de agosto de 2009

mudanzas, repisas y muchos amigurumis

Esta última semana fue bastante movidita: por fin terminamos de mudar todas las cosas del departamento de Goros (mi novio, hombre, pareja..como quieran decirle) a casa. Y para darle un poquito de lugar a sus cosas armamos/ armé esta repisa en el cuarto. No es la gran cosa, pero es bastante funcional porque logramos hacer una especie de escritorio que abre otro espacio de estudio y laburo en la casa (fundamental cuando se tiene un niño de 8 años y se necesita un poco de tranquilidad).
Muchos papeles que organizar, mucha ropa tirada por todos lados, pero super contenta. Realmente me hace muy feliz esto de comenzar un nuevo viaje con la persona que amo.

y eso no fue todo lo novedoso... empecé con la psicóloga!!! Después de años de luchar contra la idea de los loqueros me animé a contarle mis cosas a alguien que va a poder criticarme con autoridad...jeje, que miedo!!!

Logicamente, y por suerte, tuve tiempo de terminar un par de pedidos que tenía super atrasados: una bufanda para la hija de la profe de francés de mi madre y un hipopótamo para la novia de un amigo.

En esta foto están las dos ositas violetas, una para la bufanda y otra para una amiga de mi novio. Son chiquitas, de nomas de 7 cm, pero quedan muy lindas y, salvo porque coser las partes es medio enquilombado, se tejen bastante rápido.




Y acá está aplicada a la bufandita. Esta tejida en un punto que se llama "falso inglés". Es un punto fácil y queda bastante bien para las bufandas. Se teje sobre número impar, 2 puntos derechos, 2 puntos revés, y se repite ambos terminando con un punto revés. Siempre se repite esta vuelta.
La bufanda en sí es una especie de "bufanda gatito", como se le llama en el mundillo del tricot, solo que es un poco más larga y sin la idea de que las puntas queden como orejas de gato. Me parece interesante como bufanda para chicos porque no hay que hacer nudos extraños, no se les cae y se les puede hacer este tipo de aplicaciones.


Y por último, mi amiga la hipopótama. Me costó bastante conseguir la forma: no encontré ningún amigurumi de este animalito que me terminara de convencer (igual hay un par dando vueltas), así que tome de ejemplo unos cuantos peluches que encontré en la red y los adapté al estilo amigurumi. Me encanta como quedó. No es lo más original o loco del mundo, pero salió de un tamaño interesante, super abrazable, por así decirlo.

Tengo muchas ganas de mostrar los bocetos y escribir algún otro patrón. Espero tener tiempo para armarlos y que, si alguien se anima o se animó a seguirlos, me cuente como les quedo o me mande alguna imagen.

Bueno, me voy a terminar mi tecito de limón, y a ver si termino los cuatro o cinco amiguitos que tengo ocupando espacio en el escritorio...ahora que tengo otro morador en casa tengo que ser más ordenada!!!

lunes, 10 de agosto de 2009

mini vacaciones

Otra semana de entregas apuradas (pulpos, lechuzas) y pedidos que tengo que terminar ya sino me van a matar: un hipopótamo que no logro resolver, una bufanda que no termina más (la hice y deshice cuatro veces) y un perrito. Este último está saliendo lindo, sin ningún modelo más que el recuerdo de un perro que tenía a los cuatro: Guagua. Me gusta mucho, pero por ahora sólo tengo la cabeza y aún no decidí como hacerle el cuerpo.


Pero eso no es todo. Mi novio estaba desesperado por salir de la maldita ciudad y se le ocurrió la más excelente idea de pasar unos días en la costa. Destino: Cariló. Un fin de semana de sol asombroso, poco viento, poco frío, hermoso. Mejor, imposible.
Lógicamente aproveché para hacerle un poco de publicidad a Pica-Pau, jeje

Lamentablemente, como todo lo barato, no duro demasiado...

Así que no tengo más que agradecerle al hermoso hombre que me acompaña. Te amo, mi vida.

martes, 4 de agosto de 2009

clonar o no clonar...segunda parte


Pasa el tiempo y continuo con el mismo dilema: clonar o no clonar a mis bichitos... no es "la pregunta" existencial, pero a veces me hace dudar un poco, especialmente con los más complicados. Hace poco me pidieron (aunque todavía no se confirmó) las dos muñecas...qué hago? vendo las originales o hago lo mismo que vengo haciendo con los otros???

Lo gracioso es que no me molesta repetirlos (como dije antes, me obliga a escribir los patrones, y me gusta) sino que esto de producir en serie me quita tiempo para inventar otros. Ahora bien, hace un un par de días leí una discusión sobre si era honesto reproducir y vender amigurumis que habían sido creados por otros (sí, believe or not hay gente que crea foros sobre esto) y tengo la necesidad de decir y aclarar algo al respecto: por más que empecé "copiando"algunos bichitos (es la forma de aprender, no hay otra), siguiendo los patrones de Ana Paula ( http://amigurumipatterns.blogspot.com/) y por más que he utilizado como inspiración los millones de amigurumis que hay dando vueltas por internet (posta que hay millones!!!) ninguno es exactamente igual (ni siquiera entre los que repito). Es una línea muy delgada, pero es una discusión que se plantea en todos los ámbitos de las creaciones (artes plásticas, música, pelis, etc.) Sin ir más lejos, los grandes artistas se copiaban entre ellos (Van Gogh de los orientales y de sus contemporaneos, Klimt y Schiele entre ellos, Picasso del arte africano...hasta Leonardo y Miguel Angel no paraban de imitarse!!!).


Concluyendo, muchos de mis amigurumis están inspirados en otros bichos (tanto muñecos como amigurumis), otros están inspirados en mis dibujos, y unos cuantos salen de casualidad, sólo porque tenían que salir así...

Ah! Y me estaba olvidando!!! Para aquellos que se pregunten porqué Pica-Pau, les aclaro que es una palabra en portugués que significa "pájaro carpintero", que no es porque me guste el dibujito (de hecho, lo odiaba) sino porque de chiquita tengo una muñeca llamada Emília (la pobre recibió mis primeros impulsos artísticos) de una serie de cuentos del brasileiro Monteiro Lobato, O sítio do Picapau amarelo (http://pt.wikipedia.org/wiki/Sítio_do_Picapau_Amarelo). En fín, me traía recuerdos y sonaba lindo.